Viajestic » Destinos

INGLATERRA

Chester: 6 lugares imprescindibles para descubrir de esta ciudad de Inglaterra

Si estás pensando en visitar Chester, estos son los lugares imprescindibles que debes descubrir. Estamos seguros de que no te dejarán indiferente.

Chester: 6 lugares imprescindibles para descubrir de esta ciudad de Inglaterra

Imagen de Stephen Hamilton en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0 Chester: 6 lugares imprescindibles para descubrir de esta ciudad de Inglaterra

Publicidad

No es ningún secreto que Chester, con el paso del tiempo, se ha convertido en una de las ciudades más visitadas de Reino Unido. Y siendo honestos, no es para menos. Estamos ante una ciudad llena de historia, pero también con muchísimo encanto. Un lugar que cobró muchísima importancia como fortaleza romana y que, con el paso del tiempo, sigue conservando esos restos.

Y es que ese pasado de Chester sigue estando presente en su día a día, en sus calles y en sus edificaciones. Por lo tanto, si estás pensando en visitar esta ciudad cercana a Liverpool, es el momento más que perfecto para que descubras esos lugares imprescindibles que sí o sí debes conocer.

El reloj de Chester
El reloj de Chester | Imagen de Mike Peel en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Visita el reloj de Chester, uno de los más bonitos del mundo

La puerta de Eastgate, situada en pleno centro de la ciudad, está coronada con un reloj de lo más elegantes. Estamos, sin lugar a dudas, ante uno de los puntos más llamativos de las murallas. Cabe destacar que esta era la entrada original a Deva Victrix, es decir, esa fortificación romana del siglo I a.C.

The Rows
The Rows | Imagen de Glen Bowman en Wikipedia, licencia: CC BY 2.0

Descubre The Rows

Estamos ante unas antiguas galerías comerciales que, sin lugar a dudas, se han convertido en todo un símbolo de carácter cultural de la ciudad inglesa. Se trata, de manera directa, de una serie de edificios que cuentan con siglos de antigüedad, lo que hace que el hecho de ir de compras sea muy diferente a lo que estamos acostumbrados.

Catedral de Chester
Catedral de Chester | Imagen de Japiot en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

Catedral de Chester

Es una de las edificaciones más conocidas de la ciudad y, probablemente, más características. ¡Es todo un atractivo para los turistas! Y no es para menos, ya que cuenta con una fachada realmente espectacular, aunque su interior aún es más bonito. Por lo tanto, te recomendamos que realices una visita guiada para descubrir todos los secretos. ¡Y no solo eso! Si no también para aprovechar a subir hasta su parte más alta para disfrutar de unas vistas de ensueño.

Parque Grosvenor
Parque Grosvenor | Imagen de Tanya Dedyukhina en Wikipedia, licencia: CC BY 3.0

Parque Grosvenor

Es absolutamente perfecto para ir en familia y con los más pequeños. ¡Y es que no le falta detalle! Puedes realizar un viaje en un tren de miniatura, un parque infantil y hasta teatro al aire libre siempre y cuando el tiempo lo permita. Este parque se llega a extender a lo largo del conocido río Dee y, además, cuenta con diversos restaurantes en la orilla. Un plan perfecto, qué duda cabe.

Murallas de Chester
Murallas de Chester | Imagen de Simon Armstrong en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Las murallas de Chester

La presencia romana en este lugar marcó un antes y un después en su historia. Las murallas que podemos ver en Chester son un claro ejemplo de ese sistema defensivo que tantísimo se construyeron en Inglaterra. Se conservan realmente bien e, incluso, se puede pasar por varios tramos. Si quieres deleitarte con unas vistas de ensueño, no olvides visitar la torre Phoenix.

Anfiteatro romano
Anfiteatro romano | Imagen de Carole Raddato en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 2.0

El anfiteatro romano

Es un lugar que debes visitar sí o sí, ya que estamos ante el recinto romano más espectacular de Reino Unido. Se destinaba a diversas actividades como la de combates de gladiadores. Este anfiteatro cayó en el olvido hasta el siglo XX cuando, por accidente, se descubrió durante unas obras para construir un pozo. Tras las pertinentes excavaciones, en el año 2006 quedó al descubierto. Es decir, casi dos milenios después de su construcción.

Publicidad