Nunca está de más tener a mano datos sobre cómo es nuestro descanso, si realmente es reconfortante, si nos sirve para tomar fuerzas de cara al día siguiente o si podemos hacer algo para mejorar los resultados. Todo ese tipo de tareas se miden dentro de una serie de suites de aplicaciones destinadas a reconocer cómo es nuestro sueño nocturno, y que suelen estar dentro de los sistemas operativos de nuestros móviles.

Apple, a diferencia de otras marcas que sí tienen ese tipo de soluciones, se mantiene en sus trece de no contar con una herramienta demasiado completa y ha preferido dejar esas cuestiones en manos de otros. De todas formas, con las últimas actualizaciones, esas funciones de sueño las tenemos disponibles como una pestaña dentro del reloj, lugar al que acudimos todos los días para programas las alarmas que nos despiertan.

Hoy os vamos a contar qué podéis hacer con este recurso de iOS 13 que, básicamente, nos ofrece por un lado la posibilidad de fijar cuánto es el tiempo que estaremos durmiendo, definiendo tanto los días de la semana en los que estará activo, como las horas de acostarnos y levantarnos, y por otro, cuando ya ha pasado la noche, acceder a una "especie" de análisis que se queda ahí, en ser una simple "especie".

Apple nos recomienda otras apps

Esta suite de sueño de Apple no mide, como por ejemplo en el caso de Samsung, cuál es la profundidad de cada fase del descanso, ni saca conclusiones sobre cómo debemos hacerlo la próxima vez. En el caso de iOS 13 solo veremos un resumen con las horas que el teléfono cree que hemos estado metidos en la cama, sin entrar a valorar la calidad de ese sueño que hemos tenido.

Suite de sueño de Apple en iOS 13 | Tecnoxplora

Para esas tareas Apple prefiere dirigirnos a algunas aplicaciones de terceros que hay en la App Store y que sí se especializan en ofrecer consejos y demás ideas sobre cómo descansar mejor. A pesar de que la función que tiene ahora mismo termina volcando los datos que recoge en la app de Salud del iPhone, donde se van contabilizando esas horas de descanso nocturno a nuestro historial médico-personal.

Como os decimos, este control del tiempo que estamos en la cama se ve reforzado por el uso de los sensores del teléfono, que recurre a elementos como el micrófono para saber exactamente si nos estamos moviendo mucho, si no, si hacemos ruido por las noches, etc. Todo eso lo procesa y el móvil llega a la conclusión de si hemos descansado o no. Aunque luego no entre en detalles pormenorizados de los que sí se encargan esas apps de terceros que antes os comentábamos.

Decir, por último, que si tenemos esta sección de sueño dentro del reloj activada, no hará falta que pongáis otras alarmas a modo de despertador, porque ya se encarga de sonar a la hora que le indiquemos. Es más, tanto el volumen como el tono del aviso serán configurables de manera independiente al resto de avisos que tenemos para las alarmas.