TecnoXplora » Gadgets

Gadgets

El nuevo Apple Watch podría retrasarse, ¿por qué?

Informaciones apuntan que la llegada el mercado de la nueva versión del Apple Watch se realizaría más tarde de los esperado.

Apple Watch blanco

Pixabay Apple Watch blanco

Publicidad

Uno de los accesorios wearables más esperados de este año 2021 es la nueva generación del Apple Watch. Todo apuntaba que la compañía de Cupertino iba a cumplir con los plazos estimados respecto a su llegada al mercado, pero parece que las cosas se han torcido un poco para la firma liderada por Tim Cook. Te contamos lo que está pasando.

Se esperaba que este reloj inteligente se presentará a la vez que el nuevo y iPhone 13, algo que sea indicado que sucederá el próximo 14 de septiembre. Pero, parece ser que existen algunos problemas que podrían retrasar la llegada del dispositivo… y estos tienen que ver con el hardware y no con el software (ya que la cadencia de watchOS está siendo el habitual por parte de la empresa norteamericana). Malas noticias si estabas esperando este smartwatch para cambiar el que utilizas en estos momentos.

Qué estaría pasando con el Apple Watch

Según un informe que ha aparecido lo que está ocurriendo es que la línea de producción se ha visto afectada con problemas debido al cambio de diseño que tendrá el producto, y que complica bastante todo lo que tiene que ver con el ensamblaje del dispositivo. Y esto, por lo visto, ha pillado de sorpresa a todo el mundo, ya que a realizar los primeros trabajos a pequeña escala para comprobar todos los procesos es cuando se han detectado algunos desafíos que se consideran como críticos para conseguir un volumen de fabricación satisfactorio.

Tanto es así, que según los datos que se tienen las unidades obtenidas tienen una calidad bastante baja de producción (en especial es lo que tiene que ver con los módulos electrónicos, pequeños componentes internos y, también, con la pantalla). Además, el número de unidades es bastante reducido, lo que podría llevar a Apple a pensar seriamente en retrasar la llegada de su reloj inteligente al mercado… y, por lo tanto, que no acompañe como se esperaba a la nueva generación de smartphones de la compañía.

Uso del Apple Watch
Uso del Apple Watch | Pixabay

Incluso parece que la empresa habría tomado la decisión detener temporalmente todo el proceso de producción del Apple Watch para que entren en juego ingenieros que realicen las modificaciones correspondientes que permiten una producción en masa adecuada tanto en volumen como en calidad. Incluso, parece ser que hay un problema muy importante debido aquel sensor de presión arterial que llegaría con la nueva generación del Apple Watch tendría problemas en lo que tiene que ver con la resistencia al agua… algo que no se da de forma satisfactoria lo que supone una piedra más en el camino de la llegada del smartwatch.

Cambio de diseño… un problema

La verdad, muchos podrían pensar que el cambio de diseño para hacer más plano el nuevo reloj inteligente de Apple podría acarrearle estos problemas de confirmarse, pero lo cierto es que cada vez se buscan reducciones de tamaño más importantes que llevan a procesos muy complejos en la fabricación que en ocasiones da más de un quebradero de cabeza a los fabricantes. Y este parece ser un claro ejemplo de lo que decimos.

Publicidad