TecnoXplora » CienciaXplora

PSILOCIBINA

Unas setas podrían reparar el daño cerebral causado por la depresión

Un estudio de la Universidad de Yale demuestra que una sustancia que contienen algunos hongos ayuda a revertir los efectos de la depresión en el cerebro.

Setas

wirestock para Freepik Setas

Publicidad

En un estudio publicado en la revista científica Neuron, científicos de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, muestran que una sola dosis de una sustancia provoca un aumento inmediato en las conexiones entre las neuronas.

Se trata de psilocibina, un compuesto natural que se encuentra en algunos hongos. Para algunas personas, esta sustancia puede producir una profunda experiencia mística, tal como describen desde la Universidad. La psilocibina "era un elemento básico de las ceremonias religiosas entre las poblaciones indígenas del Nuevo Mundo y también es una droga recreativa popular", detallan desde la institución académica.

Experimento con roedores

Experimentos de laboratorio previos habían demostrado que la psilocibina, como el anestésico ketamina, pueden disminuir los efectos de la depresión. Investigando en esa vía, la Universidad de Yale descubrió que estos compuestos aumentan la densidad de las espinas dendríticas, que son unas pequeñas protuberancias situadas en las células nerviosas. El cometido de estas espinas es ayudar a la transmisión entre neuronas.

Por otro lado, era conocido previamente por los científicos de Yale que el estrés crónico y la depresión reducen el número de estas conexiones neuronales.

Para probar la psilocibina y sus propiedades contra los daños causados por la depresión, los investigadores administraron dosis de esta sustancia a ratones. Con el objetivo de poner a prueba sus teorías, los investigadores Alex Kwan y Ling-Xiao Shao tomaron imágenes de espinas dendríticas en alta resolución y las analizaron durante días en ratones vivos.

Después del tratamiento, los autores del estudio observaron que con una sola toma los roedores experimentaban un aumento inmediato y duradero en las conexiones entre sus neuronas. Esto se conseguía porque aumentó el número de espinas dendríticas y su tamaño en las 24 horas posteriores a la administración de psilocibina.

Kwan, Ling-Xiao y el resto de investigadores descubrieron cambios en los ratones del experimento: el número de sus espinas dendríticas había aumentado, así como su tamaño. Estos cambios se pudieron apreciar en las 24 horas posteriores a la administración de psilocibina, y se mantuvieron en los roedores hasta un mes después. "No solo vimos un aumento del 10 % en la cantidad de conexiones neuronales, sino que también eran en promedio un 10 % más grandes, por lo que las conexiones también eran más fuertes", explica Kwan.

Conclusiones esperanzadoras

Por otra parte, los científicos de Yale observaron que los ratones sometidos a estrés mostraron mejoras en el comportamiento tras la administración de la sustancia psicoactiva. Asimismo, la actividad de los neurotransmisores de los roedores también aumentó.

"Fue una verdadera sorpresa ver cambios tan duraderos con solo una dosis de psilocibina", añade Kwan. Respecto a la reversión del daño provocado por la depresión, este investigador añade que los efectos psicológicos de la psilocibina pueden estimular el crecimiento de las conexiones neuronales. "Estas nuevas conexiones puedan ser los cambios estructurales que usa el cerebro para almacenar nuevas experiencias", detalla.

Sin embargo, y a pesar de lo esperanzadores que parecen los resultados de este estudio, los investigadores de Yale también admiten que aún no está claro el funcionamiento del cerebro, ni cuánto tiempo podrían durar los resultados de esta sustancia psicoactiva.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Los participantes de un festival consumen tantas drogas que su orina daña a los peces de los ríos cercanos

Publicidad