25 DÍAS EN EL ESPACIO

La NASA estudia los datos recogidos por el maniquí comandante Moonikin Campos durante la misión Artemis I

Un mes más tarde de su llegada a la Tierra, la agencia espacial evaluará cómo afectó la radiación del espacio a este muñeco que imita a la tripulación humana.

Comandante Moonikin Campos, que viajaba en la misión Artemis I

Comandante Moonikin Campos, que viajaba en la misión Artemis I NASA/Cory Houston

Publicidad

La misión espacial Artemis I fue lanzada el 16 de noviembre. Casi un mes después, el 11 de diciembre, la nave espacial Orión volvía a la Tierra después de rodear la Luna y observarla detenidamente desde bien cerca. Se establecían así las bases para el regreso del hombre a la Luna.

Mientras duraba la misión, la NASA, la ESA y la CSA probaron varios sistemas para comprobar su funcionamiento: desde el sistema de lanzamiento espacial hasta llevar dos cuerpos artificiales para comprobar cómo iba a afectar la radiación del espacio a los astronautas que viajaran hacia la Luna en futuras misiones, como Artemis III.

Uno de estos maniquíes era el comandante Moonikin Campos, una mezcla de las palabras "maniquí" y "Luna" en inglés. Este experimento actuó durante la misión Artemis I como si fuera la tripulación humana. Así, los científicos de la NASA lo equiparon con sensores para comprobar cuáles eran los efectos del espacio en él.

Ahora, Moonikin Campos, en la fotografía superior, ya se encuentra en el Centro de Procesamiento del Centro Espacial Kennedy, donde los científicos de la NASA observarán y estudiarán todos los cambios que ha sufrido durante su estancia en el espacio para extrapolarlos a los humanos y a las futuras misiones tripuladas.

TecnoXplora » CienciaXplora

Publicidad