TecnoXplora » Apps

Apps

¿Sabes cómo abrir o cerrar tu micrófono rápidamente durante una videollamada de Zoom?

Las videollamadas nos han enseñado a mantener cierto orden a la hora de estar callados mientras hablan los demás, pero si eres de los más rebeldes, te contamos un sencillo truco para manejar como un profesional el micrófono de tu ordenador.

Publicidad

En los meses que hemos estado todos de confinamiento el teletrabajo ha sido la única alternativa para mantener la actividad, tanto profesional como educativa, por lo que a buen seguro que habéis vivido algunos momentos pintorescos, de esos que se pueden evitar cerrando el micrófono del ordenador: un hijo que chilla por el fondo, una cadena del baño que se pone en marcha sin que nadie pueda evitarlo o esas molestas sirenas de los coches de policía que se escuchan a través de las ventanas, como si estuvieran circulando por el salón de nuestra casa.

En teoría, todos esos problemas se pod´rian evitar si el anfitrión de una conversación en Zoom crea la sala con la condición de que todos los participantes tengan el micrófono cerrado al entrar. De esta forma, es posible iniciar la charla más rápidamente con el tema que nos ha traído y evitarnos saludos, comentarios sobre la meteorología y demás conversaciones inocuas que consumen nuestro precioso tiempo.

Ahora bien, ni siquiera crear una sala así nos evita tener que escuchar cosas que no queremos mientras el profesor está explicando algo, porque uno de los participantes que ha dejado su opinión, se ha olvidado de hacer clic sobre el icono del micrófono que aparece en la ventana de la reunión. Así que, ¿tenemos alguna manera de silenciar el micrófono con un gesto más rápido? La buena noticia es que sí, pero la mala es que sigue dependiendo del mismo que no mutea su ordenador cuando deja de participar.

El anfitrión siempre manda

Hay que decir que el anfitrión siempre manda y en cualquier momento puede bloquear con sus controles a cualquier participante, pero eso le quita de seguir hablando del tema que nos tiene a todos allí reunidos. Así que existe un atajo de teclado que nos va a venir de perlas porque tiene dos ventajas: se realiza de forma inmediata y, además, con el paso de las reuniones a través de Zoom terminaremos por interiorizarlo de tal forma que, antes y después de hablar, lo llevaremos a cabo casi de forma instintiva. Al fin y al cabo somos animales de costumbres y, a base de repetirlas, pasan a formar parte de nuestras rutinas.

Dudas sobre Zoom | Shutterstock

Ese atajo de teclado del que os hablamos es tan sencillo que, sobre la ventana de la videoconferencia de Zoom, solo tenemos que pulsar y mantener la barra espaciadora (en el ordenador) para abrir el micrófono y empezar a hablar. A continuación, y tras haber dicho lo que queríamos, volvemos a mantener pulsado espacio para que se silencie. De esta manera no tenemos que andar cogiendo el ratón y buscando el icono en la ventana. Todo es más automático y rápido y, por lo tanto, útil.

Si no lo conocéis y lo queréis poner en marcha en la siguiente reunión, recordad que el anfitrión se lo cuente a todos los que estén presentes. De esta manera se irá extendiendo y con el paso de los meses será vox populi, lo que nos evitará esos momentos "Tierra trágame" que todos hemos visto en los últimos tiempos recluidos por culpa del cornavirus.

Publicidad