Uno de los principales peligros que encontramos en internet es que, en muchas ocasiones, es complicado saber si esa persona con la que estamos hablando es real o no. Y en redes sociales como Facebook, esa práctica está bastante extendida porque no se nos exige ninguna identificación que verifique que ese nombre y apellidos que se están usando son los reales de una persona de carne y hueso o no.

Si a esa capa de opacidad de muchos perfiles en Facebook le añadimos el típico impulso humano de querer estafar, engañar o robar, pues obtenemos un coctel explosivo para nuestra seguridad que ahora los de Mark Zuckerberg quieren detener, poniendo en nuestras manos algunas herramientas que nos servirán para detectar y repeler cualquier abuso a nuestra costa.

Asegúrate antes de empezar a hablar

Como sabéis, Facebook está dividido en dos grandes patas. La principal es la red social donde publicamos información y leemos lo que nuestros amigos van dejando día a día en sus perfiles. Ahora bien, si queremos hablar con alguien de tú a tú, la única manera de hacerlo en tiempo real es a través de Messenger y es aquí, precisamente, donde los de Mark Zuckerberg van a levantar todas las medidas de seguridad imaginables para asegurar a sus usuarios.

Es por eso que están desarrollando un sistema de alertas para avisar a los usuarios antes de iniciar una conversación con un perfil potencialmente "dañino", a través de una ventana emergente que le avisará de que extreme las medidas de seguridad por si las intenciones de la otra persona no son las mejores. Obviamente, para que este filtro funcione y sea efectivo, será necesaria una cantidad ingente de trabajo por parte de Facebook para identificar a este tipo de amenazas.

Messenger de Facebook | Facebook


Desde la aplicación han anunciado que se esforzarán especialmente en buscar mensajes potencialmente sospechosos de extraños con "el objetivo de detectar posibles estafas, intentos de suplantación y mensajes de adultos dirigidos a usuarios menores de 18 años". Precisamente, uno de los objetivos de estas medidas de seguridad es la de educar "a las personas menores de 18 años a ser cautelosas cuando interactúan con un adulto que tal vez no conozcan", ofreciéndoles "el poder para tomar medidas antes de responder a un mensaje". Esta tarea no solo depende de la aplicación, sino que requiere de la ayuda de padres y tutores. La prudencia y la responsabilidad son claves.

Es cierto que los ataques a menores son un problema grave pero también lo son los intentos de estafa. Facebook también advertirá a los usuarios de que "tengan cuidado con las reclamaciones sobre dinero" de aquellos perfiles con los que no tienen relación alguna o hace tiempo que dejaron de tenerla. Por último, esas ventanas emergentes también rastrearán potenciales casos de suplantación de personalidad de aquellos perfiles que se hacen pasar por quienes no son en realidad. ¿Os sentís más seguros?