Las videoconferencias llevan mucho tiempo entre nosotros aunque no ha sido hasta la crisis del coronavirus, la pandemia y las medidas de confinamiento que hemos valorado hablar con otras personas aunque sea en la distancia. Una costumbre que ha llegado para quedarse y que ha tenido en Zoom a su principal ganador. Así que si no nos importa reunirnos con compañeros de trabajo cada uno en su casa, ¿por qué no viajar por el mundo sin movernos de las silla frente al ordenador?

Este verano que acaba de empezar (vacacionalmente hablando) parece ser especial porque, a la imposibilidad de viajar a otros países, se suma el hecho de que estamos todos con la espada de Damocles de un posible rebrote de la enfermedad, por lo que muchas personas han optado por cogerse ya los días libres por si acaso en agosto se tuercen las cosas. Sea como fuere, esa necesidad de sentir que estamos en el extranjero siempre nos vuelve y aprovechando las nuevas tecnologías, por fin contamos con una manera de hacernos creer que estamos en otro país aunque no nos hayamos movido de nuestra casa en Barcelona, Bilbao, Sevilla, Zaragoza, Madrid...

Decenas de ventanas abiertas al mundo

WindowSwap es una pequeña genialidad que nos permitirá viajar virtualmente y nos vendrá de perlas en esta época de pandemia y confinamiento porque nos puede transportar, de forma aleatoria, a distintos lugares del mundo donde hay una cámara apuntando a una ventana. Se trata de una web que nos ofrece la posibilidad de ir viendo diferentes escenarios en tiempo real, con vídeo y sonido ambiente que nos permiten sentir por un instante que estamos asomados a la ventana de un apartamento que hemos alquilado.

Y los destinos que tenemos disponibles son de lo más sugerentes porque tendréis alternativas en buena parte de las ciudades y países de todo el mundo: Nueva York, Londres, Singapur, Tokio, Doha, Glasgow, Villongo (Italia), Monterrey, Ciudad de México, Barcelona, Madrid, Denver, Copenague, Manchester, Dublín... la lista es interminable. Lo más divertido de todo es, además del escenario que nos muestra, que son todos aleatorios, por lo que no sabemos cuál será el siguiente destino al que nos transportaremos cuando pulsemos en el botón de "Open a new windows somewhere in the world".

WindowSwap con una ventana que muestra la ciudad de Nueva York | TecnoXplora

Como os decimos, estas ventanas tienen vida porque además de la imagen en tiempo real, nos trasladan a través del sonido todo el trajín, o tranquilidad, de los lugares donde están ubicadas. Podréis escuchar el paso de los coches y autobuses de una gran urbe como Londres, o París, pero también la tranquilidad, el silencio y el trinar de los pájaros en algún recóndito paraíso montañoso de Alemania. Además, si queréis participar, siempre podéis apuntar una cámara a una de vuestras ventanas y compartir las vistas con el resto del planeta.

Lo mismo pensaréis que estamos exagerando, pero este viaje instantáneo vía web por todo el mundo llega a transmitirnos esas sensaciones de los momentos que vivimos en vacaciones, en el extranjero, cuando nos quedamos mirando asombrados el más mínimo detalle: un autobús, una publicidad, un coche, una fachada, un grupo de personas... Todas esas sensaciones se pueden reproducir de manera online gracias a WindowSwap y un ordenador con una buena pantalla. En el móvil también os va a funcionar aunque, eso sí, solo podréis usarla con la pantalla en modo landscape, en horizontal, y con unos cascos conectados para escuchar todos los sonidos ambiente que son los que le dan toda la emoción a la experiencia.