Cada vez es más común que los más pequeños vean vídeos en dispositivos móviles. Algo que dependiendo de la situación puede llegar a ser algo beneficioso, siempre y cuando se limite el uso que hacen los más pequeños de este tipo de contenidos para ellos. No basta con dejarles YouTube y que accedan a los vídeos que más les gusten, sino que lo más lógico es limitar el tiempo que pasan viendo vídeos y también la naturaleza de estos. Para ello existe desde hace unos años una app ideal para limitar estos contenidos, como es la de YouTube Kids, una versión de la popular app de vídeo diseñada especialmente para ellos.

Así puedes limitar el tiempo que pasan viendo vídeos

Lógicamente lo primero que debemos hacer es instalar la app de YouTube Kids en el teléfono o tableta donde vayamos a ponerles los vídeos. Una app que podemos descargar tanto en iOS como en Android. Con ella tenemos el control total de lo que pueden ver nuestros hijos mientras utilizan esta app. Para ello siempre debemos tener un PIN activado, con el que los pequeños no puedan acceder a ciertas zonas de la aplicación donde puedan alterar los ajustes de esta. Una vez que iniciamos YouTube Kids tenemos la oportunidad de acceder a los ajustes de reproducción y a los que nos interesan, de seguridad.

Seleccionando el temporizador | Tecnoxplora

Para ello una vez dentro de la app vamos a ver en la parte inferior derecha un icono de candado, que es el que debemos pulsar para poder acceder a los ajustes que nos interesan. En ese momento la app nos pedirá introducir el resultado de una opción matemática, para que no sea accesible por la mayoría de los niños. Una vez introducida accedemos a una nueva pantalla, en la que vamos a ver nuevos iconos. Entre ellos el que nos interesa es el del reloj, que es el temporizador de uso de la aplicación. Una vez que pulsamos sobre ella vamos a ver un menú donde podemos elegir cuánto tiempo queremos que puedan ver vídeos los pequeños.

Fijando un límite de tiempo de reproducción | Tecnoxplora

Deslizamos la barra de progreso hasta los minutos deseados y pulsamos sobre el botón de “iniciar temporizador” para que comience la cuenta atrás para que dejen de estar accesibles los vídeos. Desde este momento, cuando pase el tiempo designado, los pequeños verán diferentes animaciones de la aplicación, en forma de dibujos animados, que les impedirá acceder de nuevo a la interfaz de uso de YouTube Kids, por lo que no les será posible seguir viendo vídeos.

De esta manera limitamos la forma y tiempo en que los más pequeños pueden acceder a los vídeos que ellos quieran para reproducirlos. De esta manera nos aseguramos de que los peques solo ven los vídeos aquel tiempo que le hayamos limitado previamente. Una buena manera de enseñarles que los vídeos pueden ser beneficiosos siempre y cuando no se abuse de ellos a diario. Más adelante os contaremos todos los detalles acerca de los límites que podemos imponer a los más pequeños cuando ven sus vídeos con esta app.