Un equipo de ¿Te lo vas a comer? compró en una de las franquicias de Granier pan que venden como masa madre. Sin embargo, al realizar el análisis del producto el programa descubre que se trata de un pan elaborado con levaduras químicas.

Tras este descubrimiento, Alberto Chicote se intenta poner en contacto con la empresa y se persona en una de sus fábricas, pero nadie le atiende y llaman a la productora para que se ponga en contacto con la responsable de comunicación.

"Me han dicho que estabais aporreando la puerta y os he llamado para que no hagáis eso", le dice Elisa Pérez, la encargada de la comunicación de Granier a Chicote, a lo que él contesta: "No he aporreado la puerta, solo he llamado al telefonillo".

Tras esta tensa llamada, Elisa Pérez le insta a enviar todas las preguntas por correo electrónico. "Me mandas todas las preguntas y el cliente responderá si tiene disponibilidad", le dice al presentador. Una respuesta que nunca llegó.

Otro momento destacado

Alberto Chicote se pasea junto a Jorge Pastor, experto en masa madre y asesor del Gobierno, por varias panaderías de Barcelona para descubrir si el pan que venden como masa madre cumple con los criterios recogidos en la ley.