300.000 reservistas rusos serán movilizados para sumarse a la invasión a Ucrania en lo que Vladimir Putin denominó como "movilización militar parcial". Ante esto, han aumentado las protestas en la calle contra la guerra en Ucrania y cada vez son más los rusos que intentan huir de su país para evitar entrar en el ejército.

Muchos de los que se quedan hacen de todo para no ser llamados a filas. Por ejemplo, en el vídeo de arriba se puede ver cómo un hombre le pide a otro que le parta la pierna para evitar ir al frente. La secuencia es de extrema dureza.

Por otro lado, el diario estadounidense The New York Times ha publicado una serie de supuestas conversaciones interceptadas de soldados rusos en la guerra de Ucrania, con contenidos como "fuimos jodidamente engañados como niños pequeños" o "estamos perdiendo esta guerra". "Cuando llegue a casa lo dejo, a la mierda el ejército", se puede escuchar a otro soldado mientras que otro dice que no sabía que "esto iba a pasar": "Nos dijeron que íbamos a entrenar".