Durante su viaje a Roma, Maruja Torres confiesa a Évole que le gustaría "ver pasar a seminaristas jovenzuelos de 16 años que van para cura". "¿Lo tienes como fantasía?", le pregunta entonces Évole, a lo que la periodista le responde que ya no tiene "fantasías sexuales".

"Yo, cuando me masturbo, pienso en el dedo o en el dildo, pero no pienso en nada más", reconoce Torres, a lo que añade que lo que vienen son "recuerdos, no fantasías". En la misma línea, la también escritora afirma que "el sexo con uno mismo no se acaba nunca".

La periodista no ha dudado en abrirse con Jordi Évole y responderle todas las preguntas íntimas que le ha hecho durante su estancia en la capital italiana. De hecho, no ha tenido ningún reparo en reconocer si en otra época hubiese tenido sexo con el presentador.

Un programa que ha permitido conocer más en profundidad a esta escritoras que ha conseguido convertirse en todo un referente para las nuevas generaciones de periodistas. Maruja Torres se ha abierto en canal y le ha desvelado a Jordi Évole algunos de los momentos más duros que ha vivido en su infancia, recordando lo mucho que le afectó que su padre le abandonase cuando tenía siete años.

Sin embargo, este no sería el único momento duro que le tocaría vivir. Maruja Torres ha recordado cómo le arrancó un trozo de labio que le acosó sexualmente. Además, ha aprovechado para desvelar qué opina sobre los hombres que usan el sexo para humillar.

En cuanto a su carrera profesional, la periodista no ha podido evitar emocionarse al recordar uno de los episodios más duros que tuvo que vivir. Maruja Torres ha explicado que ella vivió en primera persona el asesinato de Juantxu Rodríguez por EEUU en Panamá.

Maruja Torres también ha querido hacer una tajante reflexión sobre cómo ve el mundo del periodismo, siendo muy crítica con los profesionales que hay hoy en día. "Desde muchos sitios, y en muchos medios mienten deliberadamente" y "vomitan mierdas".

Un emocionante programa en el que ha mostrado su lado más íntimo e irreverente y que ha finalizado realizado una bonita reflexión sobre el amor. Además, también ha aprovechado para hacer una emotiva reivindicación sobre la vejez, asegurando que le gustaría "quitarles a los viejos el miedo a la vejez".