Jorge Valdano habla con Cristina Pardo con la naturalidad que en él acostumbra. El exfutbolista argentino recuerda dos de los peores momentos de su vida, dos momentos en los que casi pierde la vida.

El primero de esos momentos fue un accidente de helicóptero, un momento del que reconoce que no recuerda nada porque perdió el conocimiento. Comparándolo con el accidente de helicóptero de Mariano Rajoy.

"Tuvo muy poco que ver con el mío, pero le marcó mucho más que a mí. Un día viajé de Madrid a Vitoria con él y fuimos hablando de su accidente todo el viaje, cuando yo me pegué un tortazo mil veces más grave que el suyo", comenta entre risas.

Valdano afirma que volvería a subirse en un helicóptero pese a que ese es "un mundo sin ley". "No hay medidas de seguridad tan grandes como en la aviación, hay que tener cuidado de dónde se mete uno. En mi caso, el piloto cometió algunas imprudencias", reconoce.

Una habitación reservada que finalmente no ocupó fue la protagonista de la segunda vez en la que esquivó a la muerte. Los directivos del Alavés y José Ramón Badiola, excompañero de Valdano, acudieron al hotel Corona de Aragón, que sufrió un incendio en el que fallecieron 78 personas y 113 resultaron heridas. Valdano, pese a tener una habitación reservada, no acudió porque en ese momento se había declarado en rebeldía.

"Cuando llegué a Zaragoza me encontré con el drama. Fue una lotería al revés. No le di mucha importancia porque no sufrí ninguna consecuencia. Me preocupé porque me dieron por desaparecido, era una época en la que no podías solucionar un problema mandando un tuit", reconoce Valdano.