El denominado 'pin parental' es una defensa de Vox para lo que la formación de extrema derecha llama "proteger a los niños de 0 a 6 años de los contenidos sexuales que les están dando", al comparar la educación sexual con "un juego erótico".

El líder de Vox se refería con dichas declaraciones a Skolae, un programa implantado en Navarra pionero en materia de coeducación que proporciona una educación afectivo-sexual que permita a los jóvenes "vivir la sexualidad de forma placentera y satisfactoria".

Así lo ha defendido en El Intermedio Marian Moreno, una de las docentes creadoras de Skolae. "Nos han dicho que somos pederastas, pedófilas, pro-prostitución de menores y pro-corrupción de menores", ha asegurado Moreno, que ha reiterado que las actividades de Skolae se basan en el conocimiento del cuerpo de los niños y las niñas y del resto de personas desde el respeto: "El objetivo de esta educación sexual es la prevención de los abusos sexuales en la infancia y la vivencia de la sexualidad no desde el castigo sino desde la naturalidad".

"El número de familias que ha protestado debe ser igual al número de aliens que existen en Asturias. No existen. Es un debate falso, y es una estrategia de la derecha para distanciarnos de lo importante en la educación, para implantar el miedo, para que el profesorado pase a la inacción", ha espetado la coautora del proyecto.

Según Marian Moreno, el pin parental "es un ataque directo a los profesionales de la enseñanza" porque, ha dicho, "parece que los profesores tienen mucho peligro para la extrema derecha", algo que ha catalogado como "cierto": "Tenemos peligro porque enseñamos a nuestro alumnado a ser plural, respetuoso con la diversidad, igualitario y democrático. Son palabras muy fuertes para la extrema derecha, es cierto", ha reiterado.

Para la profesora es muy importante que se inculquen dichos valores porque "las familias no tienen la obligación de cumplir la ley con respecto a la igualdad y a la diversidad sexual", sin embargo "la escuela sí".

"Todos nuestros niños y niñas tienen derecho a conocer los valores universales que rigen las sociedades democráticas, y entre ellos está la igualdad, el respeto entre las personas, la convivencia igualitaria y la prevención de las violencias machistas", ha reivindicado la coautora de Skolae, que ha incidido en la necesidad de que "ningún niño esté fuera de ese sistema".

"Queremos una ciudadanía crítica y democrática. Es importantísimo cumplir los mandamientos de los organismos internacionales que así nos lo dicen y cumplir con nuestro alumnado, que es lo más importante que tenemos los docentes", ha sentenciado.

Son muy pocos los padres que se oponen a estos contenidos pero, en efecto, el debate puede generar la autocensura de los docentes. Según Marian Moreno, si esto ocurre será "por la inacción de las autoridades educativas".

"Existe una ley que apunta que es obligatorio educar para la igualdad y para la diversidad sexual, por lo que si las autoridades educativas no construyen estructuras sistemáticas y obligan a que seamos legales, será culpa de las autoridades educativas que el profesorado pueda pasar a la inacción por miedo", ha recordado la docente.

Otros momentos destacados

El Gran Wyoming también reflexionó en El Intermedio sobre el pin parental. A juicio del presentador, "cuestionar contenido de la escuela es peligroso": "Se empieza prohibiendo el acceso a materia de igualdad y se acaba poniendo en duda que Franco fue un dictador". Este es el vídeo completo:

Además, para que los espectadores comprendan en qué consiste "de verdad" el veto parental de Vox, Dani Mateo se ha servido de la explicación ofrecida por Hermann Tertsch (eurodiputado de Vox) que en sus redes sociales ha asegurado que la medida "evita que tu hijo penetre a su hermanito para liberarlo del heteropatriarcado".

También El Intermedio ha acudido a la Hemeroteca para demostrar cómo diferentes miembros del PP se han pronunciado en contra del veto parental. La propia Ayuso llegó a criticar la medida frente a Rocío Monasterio en la Asamblea de Madrid.