Malestar en el Gobierno valenciano con la decisión de Sanidad de no permitir a algunos de sus territorios pasar a la fase 1 de la desescalada. Al respecto, Ximo Puig, ha aseverado en Al Rojo Vivo "no se ha actuado de una manera justa con la Comunitat Valenciana" y ha reclamado "claridad, transparencia y objetividad" en el proceso de cambio de fase.

En este sentido, y aunque ha recalcado que "la confrontación entre instituciones no tiene ningún sentido", el president valenciano ha reclamado "reglas claras, parámetros objetivables" y la "máxima transparencia", insistiendo en que la Comunitat presentó "en tiempo y forma" su informe para solicitar el cambio a la fase 1.

"Se ha producido una cogobernanza no adecuada", ha afirmado el president valenciano, que ha afirmado que "no había ninguna situación para que nosotros no pudiéramos acceder a la segunda fase". "Si ahora se ha producido un cambio en el protocolo de las PCR, nosotros no habíamos hecho más porque se nos había dicho que no teníamos que hacer más", ha agregado.

"Intento que cuando se presenta un informe escrito tenga una respuesta", ha reprochado Puig, que ha señalado que, aunque la desescalda "no puede ser una carrera", tiene que haber "parámetros absolutamente objetivos y que lo que vale para una comunidad valga para otra, para no generar absurdos ni agravios comparativos".

"No queremos ningún tipo de confrontación territorial ni confrontación con el Gobierno. Lo que queremos es cooperación y cogobernanza", ha zanjado.