El futuro del Gobierno de España está en vilo desde que Pedro Sánchez fracasase en su intento de investidura. Desde entonces, las posibilidades se han multiplicado e incluso desde el PP lanzan nuevas ofertas.

La última, la de Cayetana Álvarez de Toledo, que ha anunciado la posibilidad de que el PP se abstenga "si el señor Sánchez se hiciera una lobotomía política".

Ante esta propuesta, Pablo Montesinos, vicesecretario general de Comunicación del partido señala que "la responsabilidad de la parálisis política la tiene Pedro Sánchez".

E insiste en que "el PP va a estar en su sitio, liderando la oposición, y no vamos a facilitar la investidura de Sánchez". En el caso de que el PSOE buscase otro candidato, "tendrá que intentar acordar con sus aliados naturales", anuncia Montesinos.

Otra de las posibilidades que han abierto desde el PP es la de que Pablo Casado sea presidente del Gobierno con el apoyo en coalición de Ciudadanos y la abstención del PSOE.

Así, Montesinos lanza una pregunta al PSOE: "Si el bloqueo persiste y la situación de parálisis continúa por culpa de Sánchez, ¿se abstendrían los socialistas para investir a Casado?".

Esa pregunta, dice, tendrían que responderla desde el PSOE: "La pelota está en Ferraz. Ellos tienen que decidir qué hacer ante el bloqueo político".

Si el PSOE decide abstenerse, "no le quepa la menor duda de que el PP y Ciudadanos han dado muestras absolutas de una interlocución fluida".

Una propuesta que desde el Gobierno en funciones tildan de "el chiste del día".

Por último, Montesinos concluye que el PP está preparado ante cualquier posible escenario, pero "es Sánchez el responsable del bloqueo político".