Isabel Díaz Ayuso responde sin medias tintas a Antonio García Ferreras en Al Rojo Vivo: "Tal y como está la sanidad, que es un problema de todos, no creo que por 34 médicos nos tengamos que ir a dos huelgas, un boicot y una manifestación". Así se ha expresado la presidenta de la Comunidad de Madrid en el programa de laSexta, donde ha vuelto a lanzar acusaciones y ha despejado balones sobre la responsabilidad de su Ejecutivo en la crisis que atraviesa en la actualidad el sistema de salud en el territorio.

Prueba de ello es la respuesta que da cuando se le pregunta cómo se abren 80 centros de Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) y en la mitad prácticamente no hay médicos. ¿Por qué? "Porque faltaron, hubo al principio un 60% bajas sobrevenidas", ha respondido Ayuso, quien no obstante ha subrayado que "no hay que pensar en quién tiene más culpa, sino en que hay que reabrir porque estamos perjudicando al ciudadano".

El problema, dice Ayuso, es que "no se puede negociar bajo esta tensión". Cree la presidenta que, en la actualidad, entre las protestas y huelgas, "para muchos médicos ir a trabajar ahora mismo parere que es ser desleal con el gremio, con el sindicato". Y que, aunque ella es la "primera que quiere que la sanidad pública funcione con total normalidad", la realidad es que se está dando "un boicot de uno de los sindicatos que habla por todos los médicos".

"La intención de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) ha sido en todo momento reventar la negociación", ha aseverado Ayuso, añadiendo que "esto no es una cuestión solo sanitaria: si están cerrados, como ocurre en otras comunidades, no pasa nada, pero si quieres abrir, protesta; si quieres abrir de más, protesta; si quieres dar horas extraordinarias, protesta". Insiste así Ayuso en la existencia de un boicot porque hay a quienes "no les viene bien que la sanidad funcione con normalidad, y ya vienen participando de mareas blancas y movimientos de este tipo desde hace mucho tiempo porque están en otras cosas".