En cuestión de segundos, una palabra se ha hecho viral en los últimos días en Twitter: X Æ A-12. Si no has oído hablar de él, debes saber que es el nombre del primer hijo que han tenido el magnate tecnológico Elon Musk y su novia Grimes (Claire Elise Boucher). Y no, en principio no se trataría de una broma. De momento, ambos progenitores no han dicho lo contrario.

Ellos mismos anunciaron en redes sociales que el primogénito de la pareja se llamaría X Æ A-12. Tras dar a conocer la noticia, un aluvión de bromas y memes no tardó en llenar las redes sociales haciendo referencia a este extraño apelativo. Pero lo que no se sabía hasta ahora es qué significa y cómo se pronunciaba X Æ A-12. Y decimos hasta ahora porque Musk y Grimes ya han revelado algunas incógnitas sobre el supuesto nombre de su hijo.

 

En primer lugar, te vamos a explicar el origen y el significado de X Æ A-12. Según contó la catante, la 'X' es por la variable desconocida; 'Æ' se trata de una variación "élfica" de las iniciales 'AI', que significa "amor y/o inteligencia artificial"; 'A-12' viene, según Grimes, del nombre del modelo que precedió al SR-71, el avión favorito de ambos: "Sin armas, sin sistemas de defensa, sólo veloz". La 'A' vendría además de 'Archangel', el nombre de la canción favorita de Grimes.

¿Un mensaje oculto en el nombre?

¿Has comprendido su origen? Entendemos que son muchas referencias en clave para referirnos al nombre de un recién nacido, pero así parece que lo han deseado sus padres. Ahora pasemos a ver cómo se pronuncia el nombre del pequeño Musk. Porque sí, X Æ A-12 también esconde alguna que otra peculiaridad en su pronunciación.

Si bien el resto de letras y números que componen el nombre del hijo de Elon y Grimes son fácilmente distinguibles a la hora de pronunciarlos, no se da el caso con 'Æ'. Se trata de la unión de las letras 'A' y 'E', y se la conoce en inglés como "ash" (ceniza). Se utiliza en el latín y el inglés antiguo, pero su empleo ha caído en desuso. No obstante, cabe resaltar que en idiomas como el danés, el noruego y el islandés, ‘Æ’ se clasifica como una letra.

Si nos atenemos al resultado literal, el nombre del bebé se pronunciaría de la siguiente manera: /eks /ash /ei /twelv. Un poco complicado de decir. Sin embargo, su pronunciación, y por tanto su nombre, podrían variar totalmente al ser parte real de una broma críptica para anunciar el verdadero nombre del bebé: Sasha Archangel. La razón es que el nombre en clave del avión A-12 era 'Archangel', la misma palabra a la que se refería Grimes a la hora de dar importancia a la letra 'A'.

De esta forma, juntando la primera parte del nombre, 'X' ('s' en su uso fonético común’) y 'Æ' (ash), podría traducirse como Sash(a), y descifrando la segunda parte, podría traducirse como 'Archangel'. Esta no es la única teoría, puesto que varios usuarios de redes sociales han apuntado que, por la variedad fonética de dichas letras en otras lenguas y otros enigmas expuestos por la pareja poco antes del nacimiento de la pareja, el nombre también podría ser 'Xavier', 'Alexander' o 'Neal'.

En cualquier caso, parece que la intención de ambos es confundir a los internautas, porque ya se han corregido mutuamente sobre la relación de las letras del nombre del menor con su origen e incluso sobre su pronunciación. Sin ir más lejos, la propia Grimes explicó en Instagram que 'Æ' se pronunciaba 'A.I.'.

Un problema legal en California

La teoría que viene a reforzar que la composición de letras, símbolos y números que han utilizado Elon Musk y Grimes para poner nombre a su hijo esconden en realidad el verdadero nombre del bebé tiene incluso fundamentos legales.

La razón es que, según la constitución del estado de California, donde ha nacido el pequeño, un nombre que se inscriba en el registro solo puede usar los 26 caracteres del alfabeto inglés, y ningún otro símbolo. Así lo ha señalado la cadena CNN. El cofundador de Tesla y la cantante canadiense, por tanto, no podrían llamar legalmente a su hijo X Æ A-12, si es que ese era su verdadero propósito.