El calor sofocante es una de las señas identitarias del verano en España, pero si este año te parecía que hacía más de lo normal, no andabas desencaminado. Este verano está siendo uno de los cuatro más calurosos en España desde 1950.

Los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) indican que junio y julio, de este año, estarían en cuarto lugar respecto a las altas temperaturas. "Este verano de 2022 está al nivel de temperaturas de los de 2017, 2017 y 2003, por lo que está, de momento, entre los cuatro más cálidos desde 1950", ha precisado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo.

En este sentido, Del Campo precisó que el verano meteorológico, es decir, el trimestre comprendido entre junio y agosto, con más calor registrado hasta ahora es el de 2003, que tuvo un agosto excepcionalmente cálido. "Veremos cómo se comporta este agosto y si inclina la balanza para que el de 2022 acabe siendo el verano más cálido de la serie histórica. Eso todavía no lo sabemos, pero parece que las altas temperaturas continuarán durante la primera quincena de agosto", adelantó.

El verano con peores incendios de la década

Las altas temperaturas, entre otros factores, favorecen los incendios forestales, que este año se han multiplicado. Este verano es ya el peor de la última década en grandes incendios en España, que son en los que se queman más de 500 hectáreas. Desde 20 de junio hasta el 17 de julio de este año se han producido 16 grandes incendios forestales, según los datos provisionales del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Asimismo, los siniestros forestales han arrasado 53.547,70 hectáreas en el primer mes de este verano, la segunda mayor cantidad de la década y solo por detrás de las 67.337,93 hectáreas de 2012.

Olas de calor: antes, más intensas y más largas

La primera ola de calor del año en España comenzó el 11 de junio y se prolongó hasta el día 18 de ese mes. Fue la más temprana desde 1975, así como la segunda más extensa porque llegó a afectar a 38 provincias. Además, batió 14 récords de temperatura.

Respecto a la intensidad, provisionalmente fue la más intensa de las que han comenzado antes del 15 de junio. Asimismo, los días 14, 15, 16 y 17 de junio de este año fueron los más cálidos en el conjunto de España en esas mismas fechas desde al menos 1950, y el 17 de junio resultó ser el más caluroso del mes desde mediados del siglo pasado.

La segunda ola de calor se extendió entre el 9 y el 18 de julio y, de forma provisional, resultó ser la más extrema y la tercera más larga y extensa en la península desde 1975. De hecho, la anomalía térmica (es decir, la diferencia entre la temperatura a partir de la cual se considera ola de calor y la media de los valores térmicos máximos alcanzados) fue de 4,2 grados, algo jamás registrado en España.