Recibir una tercera tercera dosis de la vacuna refuerza la protección frente al coronavirus y los casos más graves desarrollados a raíz de esta enfermedad. Así se desprende de un estudio realizado en Israel con la participación de unos 4,7 millones de personas.

Según recoge esta investigación, el riesgo de sufrir síntomas o complicaciones graves durante una infección por COVID-19 se reduce 18 veces en los mayores de 60, y 22 para el grupo de entre 40 y 59 años, si cuentan con las tres dosis de la vacuna (incluyendo la de refuerzo que se está administrando ahora).

Otro estudio publicado en la misma revista, en 'The New England Journal of Medicine', apunta a que el riesgo de morir tras contraer COVID es 19 veces mayor en aquellos que cuentan con dos dosis frente a los que han recibido todos los sueros.

Así las cosas, el riesgo de contagio con las tres dosis inoculadas se reduce de manera importante en todos los grupos etarios.

En los mayores de 60 años sin la tercera vacuna se registraron 12.456 infecciones, mientras que los que recibieron el refuerzo registraron 2.833 casos. El grupo etario de entre 50 y 59 años presentó 10.247 positivos en el primer caso, frente a los 1.011 de los vacunados al completo. Entre los 40 y 49 años la diferencia fue de 15.728, mientras que entre los 30 y 39, se amplió a 20.610 casos. Una diferencia que se amplió a los 20.124 en las personas de entre 16 y 29 años.

Pfizer afirma que tres dosis de su vacuna neutralizan la variante ómicron

Precisamente, este miércoles BioNTech y Pfizer anunciaron que la tercera dosis de su vacuna ha sido capaz de neutralizar la nueva variante ómicron en un ensayo preliminar de laboratorio. Además, sostienen que podrían proporcionar una vacuna específica contra esta variante en marzo de 2022, si fuera necesario.

De acuerdo con estas compañías, una tercera dosis multiplica por 25 los anticuerpos. La nueva variante fue neutralizada en muestras de sangre tomadas alrededor de un mes después de la tercera dosis con aproximadamente la misma efectividad con la que dos dosis neutralizaban el virus original identificado en China.

Según ha indicado Pfizer en un comunicado, dos dosis de la vacuna podrían no ser suficientes para proteger contra la infección con esta variante. No obstante, creen que las personas vacunadas aún podrían estar protegidas contra los síntomas más severos de la enfermedad. Asimismo, apunta que se podría lograr una protección más robusta con una tercera dosis.

Los datos preliminares que manejan apuntan a que una tercera dosis aporta un nivel de anticuerpos neutralizantes ante ómicron similar al que se observa tras dos dosis contra otras variantes anteriores.

"A pesar de que dos dosis de la vacuna aun podrían ofrecer protección contra la enfermedad severa causada por la variante ómicron, está claro a partir de estos datos preliminares que la protección mejora con una tercera dosis de nuestra vacuna", ha afirmado el CEO de Pfizer, Albert Bourla. A su juicio, "asegurar que el mayor número de personas posibles esté completamente vacunadas con la primeras dos dosis y un refuerzo continúa siendo la mejor estrategia para prevenir la expansión del COVID-19".

Por su parte, el CEO BioNTech Ugur Sahin, ha señalado que la tercera dosis "podría ofrecer un nivel suficiente de protección frente a la enfermedad de cualquier gravedad causada por la variante ómicron". "Una vacunación amplia y campañas de refuerzo alrededor del mundo pueden ayudarnos a proteger mejor a las personas en todas partes y atravesar la época de invierno", ha sentenciado.

Bruselas llama a ponerse la vacuna de refuerzo

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, ha pedido a los ciudadanos que se vacunen con tres dosis para frenar las hospitalizaciones, contabilizadas especialmente entre la población no inmunizada. Así lo recalcó este jueves en el pleno del Comité Económico y Social Europeo (CESE), donde se han debatido las prioridades la UE para la recuperación y la aplicación del programa de trabajo del Ejecutivo comunitario para el año 2022.

"Somos testigos de un rápido resurgimiento del coronavirus, que viene acompañado de un aumento de hospitalizaciones y de muertes. Algo que está muy concentrado entre quienes aún no están vacunados. Además, ahora nos enfrentamos a la nueva variante ómicron, que se extiende rápidamente y es de gran preocupación", ha señalado.

Asimismo, ha pedido a los países miembros que incrementen las tasas de vacunación en todas las edades, incluidos los jóvenes y los niños, y que aceleren la administración de inyecciones de refuerzo: "Debemos protegernos a nosotros mismos y a nuestros seres queridos".