El 2021 se despedirá con una de las lluvias de estrellas fugaces más famosas del año: las gemínidas. Serán visibles entre el 4 y el 17 de diciembre, aunque la máxima actividad se espera que tenga lugar en la noche del 13 al 14. Durante ese periodo se podrán observar hasta 150 estrellas fugaces por hora. La hora exacta en la que alcanzará el pico más alto es impredecible puesto que no es un "fenómeno matemático exacto", explica Mario Tafalla, astrónomo del Observatorio Nacional.

Esto no significa que haya que estar continuamente atento al cielo para poder ver alguna estrella fugaz. "Esta lluvia dura muchas horas y hay un momento crucial, pero a lo largo de la noche se podrán seguir apreciando", comenta Tafalla a lasexta.com. En este sentido, recuerda que lo más importante es "olvidarse del cronómetro y prestarle atención a la Luna".

Concretamente, ese factor meteorológico -la Luna- provocará que este año no sea el más indicado para poder apreciar la belleza de las gemínidas en todo su esplendor. El tramo de máxima actividad se producirá dos días después de que la Luna alcance su fase de cuarto creciente y, por lo tanto, dificultará la observación durante la primera parte de la noche. La relación entre la Luna y la visibilidad de las estrellas la explica el astrónomo: "Este año vamos a tener el problema de que el cielo estará especialmente brillante", concreta, aunque igualmente el experto anima a la gente a que lo intente. "Con dedicarle media hora a disfrutar del espectáculo natural que ofrece el cielo ya es suficiente", añade.

¿Cómo puedo ver las gemínidas?

Este espectáculo se puede observar desde cualquier parte, sin embargo, lo más recomendable es situarse en un sitio alejado de obstáculos como edificios y donde apenas haya luz. En general, es mejor alejarse de lugares con contaminación lumínica ya que cuanto más oscuro esté el cielo, mejor se podrán ver estos destellos. "Madrid no sería un buen sitio para observar lluvias de estrellas fugaces debido a su gran iluminación. Si uno quiere intentarlo, se tendrá que buscar un sitio alejado de las luces directas. Por supuesto, hay que ir bien abrigado puesto que las condiciones meteorológicas en esta temporada del año no son las mismas que cuando observamos las perseidas", subraya Tafalla.

Por otro lado, es necesario destacar que no hace falta utilizar objetos como telescopios para ver las gemínidas, el mejor instrumento en esta lluvia de estrellas serán nuestros ojos. Lo más recomendable es "no mirar al punto del que viene, sino de forma opuesta a la Luna para que no te deslumbre", detalla el astrónomo.

¿Qué son las gemínidas?

Las gemínidas reciben su nombre porque el punto "radiante", lugar del que parecen surgir todas las estrellas fugaces, se encuentra en la constelación de Géminis. Es considerada para muchos como "la reina de las lluvias de estrellas" y no procede directamente de un cometa, sino de un asteroide denominado Phaethon 3200. Durante muchos siglos, su origen ha sido un misterio ya que no conseguían identificar esta lluvia con ningún cometa periódico conocido. Fue en 1983 cuando concluyeron que Phaethon era el asteroide que causaba la lluvia de estrellas, según la Asociación Astronómica de España.

A mediados de diciembre, la Tierra circula cerca de los restos de arena y polvo que deja el cometa Phaethon 3200 tras su paso por los planetas del Sistema Solar. Estas partículas, que serían escombros de un cometa muerto, atravesarán la atmósfera terrestre generando fogonazos de luz en su desintegración, explica el Observatorio Astronómico Nacional.

Calendario de lluvia de estrellas

Ésta no es la única lluvia de meteoros que se puede ver a lo largo del año. Por ejemplo, las perseidas es uno de los fenómenos nocturnos más famosos en agosto ya que se convierte en el plan perfecto de una noche de verano para grupos de amigos o familias. Por otro lado, las cuadrántidas suelen ocurrir a principio de año, las leónidas a mediados de noviembre o las dracónidas en octubre.

"Las gemínidas, a pesar de ser más regulares que las perseidas, aparecen en un mes con temperaturas mucho más bajas y, por lo tanto, la mayoría de la gente no se anima a verlas", aclara el astrónomo. Desde su experiencia, aprovecha para recomendar a la ciudadanía la lluvia de las cuadrántidas ya que son otras estrellas "muy potentes" y suceden con la entrada del año nuevo.

Estas son las principales lluvias de estrellas del año:

  • Cuadrántidas: 2-3 de enero
  • Líridas: 21-22 de abril
  • Eta Acuáridas: 5-6 de mayo
  • Delta Acuáridas: 28-29 de julio
  • Perseidas: 11-13 de agosto
  • Dracónidas: 8 de octubre
  • Oriónidas: 21-22 de octubre
  • Leónidas: 16-17 de noviembre
  • Gemínidas: 13-14 de diciembre
  • Úrsidas: 22 de diciembre