EL PARTO OCURRIÓ REPENTINAMENTE

EL PARTO OCURRIÓ REPENTINAMENTE

Un niño de sólo 10 años ayuda a su madre en el parto y salva la vida a ella y al bebé

A las 34 semanas de embarazo, Ashly Moreau, rompió aguas en su casa de Luisiana, Estados Unidos, donde solo se encontraba su hijo Jayden Fontenot de 10 años. El parto fue tan repentino que su hijo tuvo que hacer de matrona.

Jayden Fontenot con su hermano recién nacido
Jayden Fontenot con su hermano recién nacido | Kplctv

Ashly se puso de parto seis semanas antes de lo estimado. Cuando Jayden entró en el baño de su casa, se encontró a su madre sangrando en el suelo, rápidamente avisó de que los pies del bebé se veían, por lo que, eso significaba que venía de nalgas. "Fue lo peor que he vivido en mi vida", dijo la madre, según 'The Independent'.

El niño de 10 años llamó a la policía y a casa de su abuela, pero no llegaron a tiempo. "Respiró hondo y dijo: está bien mamá, solo dime lo que tengo que hacer", dijo la madre. Jayden tiró de las piernas de su hermano mientras su madre empujaba.

El bebé nació sin respiración, así que, sin dudarlo, Jayden fue a por el respirador nasal de su hermana. Al colocárselo, su hermano comenzó a respirar. La ambulancia llegó unos minutos después y los médicos afirmaron que gracias a Jayden, su hermano y su mamá estaban vivos.

Seguro que te interesa

laSexta.com | Madrid | 01/09/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.