La Junta de Andalucía sabía que Magrudis, empresa en el punto de mira en las últimas semanas por el brote de listeria relacionado con la producción y consumo de sus productos, seguía comercializando chorizo casero y chorizo ibérico en su página web, aunque no fue hasta ocho días después cuando amplió la alerta a todos los productos de la compañía.

Así lo confirma un documento que data del 20 de agosto, firmado por el director general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, José María de Torres Medina, y que expone un listado completo de los productos que, según se explica en el informe, fueron "elaborados en las mismas instalaciones y con las mismas condiciones ambientales".

Informe de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica | laSexta.com

En este informe se señalan, además de los ya conocidos, otros productos que Magrudis ocultó que tenía en el mercado: morcilla, chorizo casero y chorizo ibérico. Esto llevó a que la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica entendiera "necesario ampliar la prohibición de fabricación, comercialización y venta de estos productos, a partir de este momento".

Pero no fue a partir de ese momento. Si dicho documento se creó el 20 de agosto, no ha sido hasta el día 28 cuando se ha dado a conocer esta nueva prohibición, si bien se desconoce por qué los alimentos mencionados ahora no se incluyeron en la alerta anteriormente emitida. Los otros productos son pringá, zurrapa de lomo (blanca y roja), manteca colorá, zurrapa de lomo blanca ibérica, crema de carne mechada, lomo al pimentón, lomo al jerez, chicharrón andaluz y carne mechada.

El brote de listeria ya ha provocado la muerte de dos personas y, según el Ministerio de Sanidad, se han confirmado 204 casos de listeriosis relacionados con el consumo de carne contaminada, de los que 197 son en Andalucía, tres en Aragón, dos en Extremadura y uno en Castilla y León y Madrid. Dentro de la región andaluza, Sevilla, provincia origen del brote, ha registrado 161 casos de afectados.