El Delta del Ebro ha quedado totalmente sumergido bajo el agua a consecuencia del temporal. Así se puede observar en la imagen de satélite difundida en Twitter por 'Copernicus'.

 

El agua ha penetrado hasta tres kilómetros tierra adentro, dañando de forma severa los arrozales y mejilloneras de la zona. El alcalde de Deltebre, Lluís Soler, explicó que el río Ebro se ha desbordado en la zona del Garxal, en la desembocadura. No obstante, las mayores afectaciones se han localizado en la zona de la Bassa de l'Arena, engullida por el agua salada. "No recordamos nada parecido", se ha lamentado el edil.

Pero, ¿cuál es la razón? Una línea de tormentas se quedó estancada durante casi dos horas en esa zona. Se acumularon cerca de 300 litros por metro cuadrado, a lo que se suma el agua caída en las 24 horas anteriores, explica Isabel Zubiaurre, jefa de meteorología de laSexta.

Preocupa además la crecida del río Tordera, que ya se ha llevado dos puentes por delante. El temporal mantiene en alerta varias comarcas del norte y sur de Cataluña por riesgo de desbordamiento de ríos.

Asimismo, las autoridades y responsables de emergencias de Girona permanecen atentos al caudal del río Onyar. Las comarcas con mayor riesgo son el Alt Empordà, el Baix Empordà, el Gironès, el Pla de l'Estany y la Selva, así como el Baix Ebre, el Montsià y la Terra Alta, donde la tormenta está descargando con especial virulencia.