Una pareja y sus cuatro hijos pequeños fueron desahuciados este miércoles por la comisión judicial y la Policía en el madrileño barrio de Vallecas. Menos de 24 horas después, la vivienda, perteneciente a un fondo de inversión, estaba a la venta en Idealista.

Así lo han denunciado Íñigo Errejón y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Vallecas, que han compartido en Twitter capturas del anuncio en el citado portal inmobiliario, donde ya no aparece, así como de su posterior borrado.

 

"¿Recordáis a la niña desahuciada ayer? Ni un día han tardado en ponerlo a la venta. Qué vergüenza", ha aseverado por su parte el líder de Más País este jueves en Twitter, donde precisamente había compartido la víspera la imagen de una de las pequeñas junto a varios agentes antidisturbios durante el desahucio.

Según recoge la agencia Europa Press, la familia había okupado hace siete años el piso en cuestión, un bajo situado en el número 34 de la calle Sierra Salvada propiedad de Bankia, que actualmente pertenece a la Compañía General de Inversiones Arguijo SL. Aunque habían intentado negociar con el fondo propietario del inmueble, no lo consiguieron.

"No ha habido ninguna alternativa, no me han ofrecido nada de vivienda pública, de alquiler social social ni del Ayuntamiento, nada", lamentaba Manuela, la madre de los cuatro niños desalojados, en un vídeo difundido por la PAH de Vallecas. "Vamos a ver qué pasa. No sé lo que haré", agregaba.

 

Finalmente, después de tres intentos frustrados anteriormente, el lanzamiento se ejecutó ayer con la intervención de los antidisturbios, a pesar de que una treintena de activistas intentaron impedir el lanzamiento. Así, Manuela, de 35 años, y Jesús, de 33, que cobran el Ingreso Mínimo Vital de 900 euros, así como sus cuatro hijos de nueve, ocho, dos y un año, tuvieron que abandonar la vivienda.

Con la familia ya en la calle, unas horas después el piso aparecía en Idealista, un extremo que también ha denunciado la diputada de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid Alejandra Jacinto, que ha tachado lo ocurrido de "infamia". El anuncio ha generado indignación en las redes y, poco después, ha desaparecido del portal inmobiliario.