"Hacía 20 años que no estaba solo conmigo. ¿Cómo iba a querer si no me quería a mí? Solo quería rodar y rodar, aplausos y más aplausos". Son las palabras que Dani Martín ha publicado en redes sociales, donde ha reflexionado sobre la salud mental y su experiencia en el psiquiatra en los últimos meses.

El cantante se ha desnudado ante sus seguidores y también ha hablado sobre los peligros "del éxito", que se puede llegar a convertir "en una droga" si no se gestiona correctamente. "Qué peligroso es el éxito y vivir solo en él y no tener otra vida donde también resida tu autoestima. El éxito es una droga", ha apuntado antes de concluir: "La vida es muy corta, quiero ser feliz abajo también, no solo en la nube".

Así se ha abierto en canal en una publicación en la que, además, ha confesado que antes "no miraba las flores ni escuchaba el mar, no saboreaba el placer", sino que se limitaba a "rodar y rodar" sin prestar atención a lo que había a su alrededor.

"Vaya año de aprendizaje: se me rompió el motor, se me pincharon las ruedas, se me oxidó todo por querer ir en marcha todo el rato y no saber disfrutar de estar parado. Solo sabía rodar, no miraba las flores ni escuchaba el mar, no saboreaba el placer. Solo sabía sobreponerme y seguir rodando. Qué agradecido estoy a la obligación que la vida me ha impuesto", ha apuntado en una publicación en Instagram.

Si bien, esta no es la primera vez que Dani Martín reflexiona sobre la importancia de la salud mental y los autocuidados. Hace algo más de un mes explicó que llevaba un tiempo yendo al psiquiatra, algo que definió como "un gimnasio donde la cabeza y las emociones se equilibran, donde aprendes a ser quién eres".

"Merece la pena encontrar lugares donde uno se siente que está trabajando y aprendiendo. Tengo mucho que aprender de mí aún, así que seguiré cogiendo aviones para ir a ese puto paraíso del que os hablo", señaló en una fotografía publicada en Instagram.

Asimismo, pidió a sus seguidores que evitaran preguntarle si le había pasado algo o si estaba bien porque, apuntó, lo que le pasa "es la vida". "Me ha pasado la vida y me está pasando, y ojalá que me siga pasando, porque estoy vivo, lleno de imperfecciones y de trabajo por hacer", añadió al respecto.

A continuación, puedes leer la reflexión al completo: