Los estudiantes catalanes podrán volver a las guarderías, colegios e institutos a partir del 1 de junio si viven en territorios que, para esa fecha, se encuentren en la fase 2 de la desescalada, tal y como establece el plan elaborado por el Departamento de Educación de la Generalitat.

Esta reapertura de los centros será progresiva y empezará sólo para los alumnos que se encuentren en los últimos cursos del ciclo (6º de Primaria, 4º de la ESO, 2º de Bachiller) y para los alumnos de infantil cuyos progenitores tengan que trabajar presencialmente. Además, será siempre de carácter voluntario.

Para los estudiantes de otros niveles educativos se ofrecerán tutorías personalizadas (que podrían ser de grupos reducidos), que irán orientadas principalmente a aquellos alumnos que se encuentren en situaciones de mayor vulnerabilidad, a los que les ha resultado complicado continuar con los estudios telemáticamente.

En ningún caso los profesores impartirán clases ni avanzarán temario, sólo se ofrecerá atención emocional y de apoyo educativo a los estudiantes cuyas familias estimen oportuno que acudan a los centros. Y además, esto durará unas semanas, puesto que el curso finaliza el 19 de junio.

Medidas de seguridad e higiene

Con el objetivo de que los alumnos puedan mantener la distancia de seguridad pertinente para evitar los contagios, el regreso a los centros se hará "de forma gradual y con horarios escalonados". Se insta así a establecer intervalos de 15-20 minutos para las entradas y salidas. Además, el número de alumnos y alumnas por aula será reducido:

-Escuelas infantiles, de uno a tres años: cinco niños en cada espacio. Los menores de un año no podrán acudir a estos centros.

-Infantil, de 3 a seis años: estos centros tendrán la función de acoger a los menores cuando los padres tengan que trabajar presencialmente. Los grupos podrán ser de máximo de 13 y con un horario de 9:00 a 13:00 horas.

-Educación primaria: máximo 13 alumnos por aula.

-Educación secundaria: máximo 15 alumnos por clase.

En todo momento se deberá mantener la distancia de seguridad, y en caso de que estos dos metros no puedan garantizarse, se deberá utilizar la mascarilla. También se indica que los alumnos permanecerán siempre en un mismo espacio, no compartirán materiales y deberán lavarse las manos de manera continua. El servicio de comedor no se iniciará en este final de curso.