El Grupo Parlamentario Vox en la Asamblea de Madrid ha presentado este jueves un texto alternativo a la declaración institucional del Día Internacional de la Mujer y la Ciencia y no se ha adherido a la original propuesta por el resto de grupos por considerar "hipócrita la propuesta inicial pactada" y que "solo responde a un nuevo intento de adoctrinar a toda la población con la ideología de género propia del consenso progre".

En un comunicado, el partido de extrema derecha ha indicado que tanto la portavoz, Rocío Monasterio, como otras diputadas son "profesionales del sector en cuestión" y ponen de manifiesto que en España "se ha superado ya el desequilibrio pasado entre hombres y mujeres".

"Denunciamos otras culturas donde se denigra a la mujer y no se le da igualdad de oportunidades y fomentaremos el acceso de las mujeres a la Ciencia en aquellos lugares donde no se respeten nuestras mismas condiciones de acceso a la educación y formación en igualdad", ha lanzado.

Consideran que responde a "un intento de adoctrinar con la ideología de género"

Pero hoy en España, a su juicio, "las mujeres ya no se enfrentan a ninguna barrera para participar, investigar y trabajar en el ámbito científico y no tienen ningún punto de partida distinto al de los hombres que dificulte su acceso a estas carreras". Por ello, creen que "no necesitan ningún tipo de protección especial por parte de las administraciones públicas".

Ortega Smith boicoteó la declaración del 25 de noviembre

Esta no es la primera vez que se produce un boicot de este tipo por parte de la formación de Abascal. El pasado 25 de noviembre, Javier Ortega Smith reventó un acto organizado por el Ayuntamiento de Madrid para homenajear a las víctimas de violencia machista. Entonces, aseguró que la ley contra la violencia de género "es discriminatoria" y que sobre ella se organizan "chiringuitos que viven de la tragedia".

Durante su declaración, además, apuntó que la ley actual desprotege a "los hombres que sufren violencia de mujeres" y a las mujeres que la sufren "de sus parejas lesbianas". Algo que fue muy recriminado por la oposición e, incluso, por José Luis Martínez Almeida.

El alcalde de Madrid le acusó de hacer "politiquería" y de reventar el acto del consistorio. "Quizás porque hay una Ley de Violencia de Género hay mil mujeres más que han salvado la vida. Eso es lo que tú denominas un fracaso", señaló el 'popular'.