Tenso intercambio en el Congreso entre Pedro Sánchez y Pablo Casado, que ha seguido utilizando el tono duro de los últimos días para criticar la gestión del Gobierno de la crisis del coronavirus durante la primera sesión de control en estado de alarma.

El líder del PP ha acusado a Pedro Sánchez de ser "incapaz" y de solo importarle el poder, tachando su pretensión de reeditar los Pactos de la Moncloa de "teatros de guiñol". Por su parte, Sánchez ha vuelto a tenderle la mano para que se reúna con él y participe en esos acuerdos para la reconstrucción del país.

Primer cara a cara entre Sánchez y Casado en pleno estado de alarma y ha girado en torno a un posible acuerdo de país.

"Apelo a su fuerza política y también al conjunto de la cámara para ese acuerdo por la reconstrucción social y económica", ha pedido Sánchez a Casado. "Si usted quiere pactar algo, cosa que dudo, hagámoslo con luz y taquígrafos", le ha instado por su parte el presidente del PP.

"España ya el país del mundo con más fallecidos por habitantes, 18.000. Somos también según el FMI la economía del euro que peor va a capear la crisis económica", ha expuesto Casado en el hemiciclo. "Por una vez sea humilde, póngase la corbata negra que usó para homenajear a las víctimas francesas del Bataclán", ha instado a Sánchez.

Una cita anunciada en rueda de prensa

El cara a cara llega tras el enfado del PP por haberse enterado, dicen, por la prensa de la convocatoria de Sánchez para reunirse con Casado el jueves. Lo anunció la portavoz del Gobierno en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros y en el PP mostraron enseguida su sorpresa y desmentido.

"No es verdad. No ha habido ningún contacto. Esa es la manera de pactar del gobierno", han criticado fuentes populares. No se dan por convocados y esperan una convocatoria formal de Sánchez.

Después, y cuando ya el PP se había quejado por no haber sido contactado aún por Moncloa para concretar esta cita, Montero ha confirmado que el Ejecutivo no había aún llamado a los populares, al señalar que el presidente quiere tener esas reuniones y que los gabinetes se pondrían en contacto para buscar la hora más conveniente para Sánchez y Casado.

Por la tarde, fuentes del Gobierno a laSexta aseguraron que se han realizado dos llamadas telefónicas entre el Gobierno y el PP "a través de los canales habituales", una este mediodía -dicen- y otra, por la tarde. Explican que se anunció al PP "en paralelo" a la comparecencia de la portavoz.

La llamada al PP

Según el relato de los hechos de Génova, ayer les llama la secretaria de Sánchez cuando va a acabar la rueda de Montero y ya se ha producido el anuncio. Les llama sólo para darles la cita "como si nos estuvieran citando para el médico, sin ninguna indicación más".

El PP ya ha recibido la llamada y esperan la fecha. El Gobierno no tiene inconveniente en cambiarla".

"Esperamos un par de horas y al ver que nadie nos contacta descolgamos el teléfono e Iván Redondo (el jefe de gabinete de Sánchez) que se compromete a hablar con Sánchez y darnos una fecha y claves de la reunión. Desde entonces no sabemos nada de ellos".

Esto decían hasta hace unos minutos. Según informa el periodista David Junquera, acaban de comunicar desde el PP que ya han recibido la llamada y que están a la espera de fecha. En el Gobierno, según informa Esther Redondo, dicen que no tienen inconveniente en cambiar la fecha, pero que las reuniones empezarán mañana jueves sí o sí con el siguiente grupo parlamentario "de mayor a menor", según dijo ayer Montero.