El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha equiparado al Partido Popular y a Vox en su respuesta a la crisis energética y su relación con la emergencia climática que vivimos, asegurando que mientras la extrema derecha niega el cambio climático, los populares hacen como si no existiera.

"Claramente tenemos una derecha que niega el cambio climático y otra derecha que no dice que no existe, pero que actúa como si no existiera, que es el PP", ha deplorado el jefe del Ejecutivo en la primera sesión de control tras el verano.

Las preguntas al presidente del Gobierno han estado marcados por la situación energética y por la subida de los precios, unos lances a los que el presidente ha respondido valorando las medidas puestas en marcha por el Consejo de Ministros que defienden, a su juicio, a la "mayoría social".

Así, la portavoz del PP, Cuca Gamarra, ha reprochado a Sánchez el "carnaval de ocurrencias" del Ejecutivo, ejemplificándolo con el disenso en la coalición con respecto al posible precio máximo en la cesta de la compra propuesto por la vicepresidenta Yolanda Díaz, y le ha recriminado "desconocer" las necesidades reales de la ciudadanía.

"Usted está ya solo centrado en la resistencia al frente de un Gobierno que solo vive en la permanente contradicción con los socios equivocados", ha criticado la diputada popular, que replica a Sánchez en ausencia del líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, que no tiene asiento en el Congreso. Gamarra ha reprochado que el Ejecutivo no rebaje el IVA a los productos básicos ni deflacte el IRPF, ambas medidas que, según ella, podrían financiarse con la recaudación extra por la subida de los precios.

"No sé por qué me riñe", le ha recriminado irónico el presidente del Gobierno, que ha acusado a la popular de hacer un "batiburrillo" en su intervención. "El dinero tiene mucho poder, pero el poder en una democracia es de la mayoría social y este Gobierno va a proteger a la mayoría social de este país", ha dicho el presidente. Por oposición, ha dicho, "el programa electoral del PP es el programa de las grandes energéticas de este país".

Sánchez, a Abascal: "¿Usted defiende España?"

Más contundente ha sido con el presidente de Vox, Santiago Abascal. No solo ha criticado el negacionismo climático del líder de extrema derecha, sino que ha cuestionado igualmente que defienda a nuestro país al pretender una nueva apuesta por las energías fósiles.

"Cuando le escucho me pregunto si realmente usted defiende a España. ¿Defiende el campo de España que se está desertificando? (...) ¿Defiende el agua de nuestro país, nuestros ríos, que se están quedando sin caudal? (...) ¿El aire de nuestro país, que cada vez está llevándose más vidas por la peor calidad del aire?", ha reprochado Sánchez en su réplica, para culminar asegurando que no defienden los intereses españoles, sino "otros intereses, que son los de arriba".

Rufián reclama el control de las hipotecas

Con quien sí se ha mostrado más conciliador el presidente del Gobierno ha sido con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, que también le ha inquirido por las secuelas sociales de la crisis energética. "¿Cree que el gobierno está realmente ayudando a la gente que peor lo pasa?", le ha preguntado.

Sánchez ha valorado las medidas adoptadas por el Ejecutivo y ha subrayado que, en materia energética, "no hay gobierno más creíble en Europa que el español". Incluso el presidente ha aprovechado la réplica al republicano para atizar a los populares: "La gran paradoja es que ayer la Comisión Europea lanzó una propuesta para crear dos impuestos nuevos y aquí el PP se niega", ha dicho.

Sin embargo, no ha convencido del todo a Rufián, que le ha requerido más audacia ante unas iniciativas "laxas y poco valientes" que solo "frustran y decepcionan". "Y eso es la criptonita de la izquierda y la gasolina de las derechas", ha dicho, antes de reclamar un "fondo de rescate" para las familias que no puedan hacer frente a las cuotas de las hipotecas por la subida de los tipos de interés y del euríbor.