El PSOE en el Ayuntamiento de Madrid ha presentado una moción para reprobar el comportamiento del concejal de Vox Javier Ortega Smith que, en el acto contra la violencia de género, despreció a una víctima que le reprochó su discurso negacionista. Dicen que su conducta es una "falta de respeto".

Moción a la que, de momento, se ha unido Más Madrid y que se quiere someter a votación este miércoles. Su portavoz, Rita Maestre, ha dicho que es la ocasión, además, para que PP y Ciudadanos, que gobiernan con el apoyo de la formación de extrema derecha, "y que ayer se mostraron tan contundentes contra las palabras de Smith, ahora lo refrenden con actos".

Más Madrid se une al PSOE para reprobar la conducta de Smith en el Día contra la Violencia de Género.

Smith, en ese acto, insistió en negar la existencia de la violencia machista y tachó a las asociaciones dedicadas al acompañamiento y apoyo de las víctimas de "chiringuitos" dedicados a "vivir de la tragedia". Una intervención que el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, "sentía profundamente" y que consideró que era una forma de "reventar el acto".

PP y Ciudadanos se piensan la moción

Un día después, el propio Martínez-Almeida ha dicho que no tienen una decisión tomada respecto a esa moción de reprobación, tras la cual ha acusado al PSOE "de ser socio de investidura de personas que se fueron del Pleno de Madrid por no votar a favor de una declaración para pedir la libertad de los presos venezolanos". Y ha añadido que "la izquierda no puede dar lecciones a nadie".

A su juicio, "hay que reflexionar sobre si concurre o no la urgencia de la reprobación" y asegura que "lo hemos dejado claro. Este equipo, ni un paso atrás en cuestiones de violencia de género". A continuación ha apuntado que esto "no quiere decir que tengamos que romper un pacto de Gobierno". Insiste en que son diferentes "y pensamos diferentes, pero tenemos un tronco central".

PP y Ciudadanos se desmarcan de la moción y dicen que no da lugar a su urgencia.

La vicealcaldesa, Begoña Villacís, de Ciudadanos, ha insistido en esta línea, sobre si es de urgencia la moción y a su entender debería ser una propuesta, "porque en la urgencia lo primero que se vota no es la proposición sino la urgencia, yo hubiese usado otro canal. Una cosa es lo que la sociedad entiende como urgente y por eso se le reprobó ayer" en referencia a las palabras del alcalde, "que no se le pueden tildar de equidistantes".

Dice que, en cualquier caso, Cs entiende que es reprobable la conducta de Smith: "Uno no puede soltar ese mitin delante de las víctimas".

Ortega Smith se justifica

También Ortega Smith se ha pronunciado, tras el Pleno municipal, y ha asegurado que lo que se vivió ayer en el homenaje a las víctimas de la violencia "intrafamiliar" ha sido, dice, "impresentable". Ha insistido en que la escena con la mujer víctima de violencia de género "estaba preparada": "Esta mujer fue puesta a mi lado para que cuando hablase, me increpase".

Ortega Smith critica las palabras del alcalde y asegura que la escena con la mujer "es un montaje de la izquierda".

Niega que no la mirase a la cara, como se aprecia en las imágenes: "Es mentira, la miro cinco veces diciendo que respetase la intervención" e insiste en que "estaba preparado", que era un "montaje de la izquierda", y que le increpó "de manera injusta". Asegura, además, que la mujer, que recibió varios disparos por proteger a su hermana de su maltratador, "no está protegida con la ley actual. Con la ley de Vox ella habría cobrado su indemnización".

También ha criticado las palabras que le lanzó el alcalde, "me parecieron muy injustas" y asegura que puso una alfombra a la izquierda, "cuando decimos derechita cobarde es por algo".