Los datos de la evolución de la pandemia no encajan, en concreto el de fallecidos por COVID-19. La causa parece estar en un desajuste en las cifras de Cataluña. Pero, ¿qué ha sucedido?

Según el Ministerio de Sanidad, España ha registrado hoy 56 nuevos fallecidos por el virus y apunta a 28.628 muertes en total desde que empezó la pandemia. Sin embargo, si restamos esta cifra total de hoy a los datos proporcionados ayer por Sanidad (27.940) hablamos de 688 fallecidos en las últimas horas y no de 56 como indica la tabla de Sanidad:

El origen de este baile de cifras estaría en Cataluña, que ya ayer no notificó cifras de nuevos casos, fallecidos y hospitalizados. "Los datos de ayer por la tarde podíamos asumir que era un problema puntual, pero hoy nos han preocupado", ha señalado Fernando Simón en su comparecencia diaria.

Cataluña registraba ayer 6.021 fallecidos acumulados, hoy viernes apuntaban a 6.656 fallecidos en total; lo que supone una diferencia de 635 personas fallecidas. Sin embargo, en el informe de Sanidad, los datos hablan de tres nuevos muertos.

"Los datos de Cataluña en estos dos últimos días tienen algunas incongruencias. Estamos tratando de entender qué problemas está teniendo, sabemos que está asociado a una zona concreta. Si no se soluciona este problema, tendrán que tenerse las conversaciones necesarias al nivel más alto para garantizar la seguridad", reconocía el director del Centro de Alertas Sanitarias.

Por su parte, mientras se regulariza la serie de datos, la Generalitat habla de formas de contar. "Salud, como no puede ser de otra manera, sería el primero en indicar la existencia de alguna zona del país donde la evolución de los datos fuera peor de la esperada", ha defendido la Consellería de Sanidad. "Cabe recordar que el Ministerio solo recibe datos y los interpreta, pero es la Generalitat de Catalunya quien conoce la realidad epidemiológica del país", ha expuesto.

Pero al Gobierno central no le salen las cuentas, dejando incluso una zona gris en el mapa que han mostrado en la rueda de prensa ofrecida por el experto de Sanidad: "No es baladí que no podamos saber lo que pasa en Cataluña", ha añadido Simón, visiblemente molesto con la situación.