Muchas dudas y ninguna certeza sobre el nuevo hospital para pandemias que construye el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Un hospital en la zona de Valdebebas que ni la propia Díaz Ayuso tiene claro con qué recursos y sanitarios se va a dotar. "Estamos ahora mismo con esa contratación. Lo que se está viendo, sobre todo, es un refuerzo que venga de otros hospitales. No va a faltar nada", señaló la presidenta regional en una entrevista en Telemadrid.

Palabras que han generado mucha inquietud a Julián Ezquerra, secretario general de AMYTS (Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid). "¿Significa eso que se va a volver a desmontar la Atención Primaria? ¿Se va a trasladar a médicos de otros hospitales para atender este hospital? Si se trasladan, ¿en qué situación quedarán los hospitales de origen? Las plantillas están muy ajustadas", se pregunta Ezquerra.

Una cuestión que Díaz Ayuso no supo responder en su entrevista; su excusa, no es algo que le competa. "Yo creo que la presidenta no tiene que entrar al detalle de cómo van a reorganizar los turnos, el material... Son preguntas que no se hacen a un presidente autonómico normalmente", afirmó la líder madrileña.

laSexta le ha preguntado este lunes al consejero de Justicia, Enrique López, y él sí ha contestado, sin despejar tampoco ninguna incógnita: "El equipo de Recursos Humanos de la Consejería de Sanidad está trabajando en ello y le encontrarán solución. Hay que felicitarse por ello".

El consejero López señalado que este hospital será "un referente en Europa", aunque para Julián Ezquerra no era necesario "gastar 50 o 70 millones para hacer un hospital cuando teníamos absolutamente abandonada la Atención Primaria". "Es un hospital que no sabemos cuál va a ser su futuro, fuera de la necesidad puntual que pueda existir", añaden desde AMYTS.

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Madrid también han salido en defensa de Díaz Ayuso. Según sostiene el alcalde de Madrid, "lo que dijo Ayuso es que el hospital iba a tener garantizados los recursos y que se va a abrir nueva estructura. Veremos si es reorganización o contratación", ha añadido Martínez-Almeida. Sin embargo, de cara a esa futura contratación, AMYTS no entiende por qué entonces "al personal se le dio la patada y no se les contrató en mayo".

En la misma línea se ha pronuncaido UGT, que ha alertado del estado de "deterioro lamentable" de la sanidad pública de la Comunidad de Madrid como consecuencia de la "mala gestión" del Gobierno regional y ha pedido no derivar profesionales de otros centros hospitalarios de la región al Hospital Isabel Zendal, sino aumentar las plantillas.

El sindicato ha sostenido que en vez de solucionar la "grave crisis" generada en la región a causa de la COVID-19, la Comunidad sigue poniendo en marcha "ideas y proyectos a golpe de noticia sensacionalista, sin dimensionamiento de sus consecuencias, sin estudio previo de necesidades y capacidad de recursos económicos y humanos para su ejecución", según han detallado en un comunicado.

Concretamente y en relación a la construcción del nuevo hospital de pandemias Isabel Zendal, han expresado que amenaza con convertirse en "arma de destrucción tan efectiva para la atención hospitalaria como supuso en su día Ifema para La Primaria y Urgencias".

Desde UGT, han valorado que estos dos hospitales solo han cumplido con los objetivos de "incremento de los beneficios" de las constructoras privadas y el "perfecto escaparate publicitario pero vacío de contenido" de la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso.

Así, han exigido a Ayuso el "cese en sus políticas de desmantelamiento de los servicios públicos y en concreto de la Sanidad a la que pretender eliminar desmembrándola, atomizando estructuras, instituciones, centros y equipos de trabajo para inutilizarlos y deshacerse de ellos".

En este sentido, han añadido que toda intervención que se quiera realizar debe de partir del principio de "Adicción de nuevos recursos", no de "sustraer" los habituales y "cambiarles de nombre y lugar".