Gobierno y agentes sociales retoman hoy el diálogo en torno a la reforma laboral. Una nueva reunión en la que la patronal estará presente, a pesar de las discrepancias que ha mantenido en los últimos días con el resto de interlocutores debido a la aprobación del mecanismo de equidad de las pensiones.

Los empresarios se han descolgado del último acuerdo entre Ejecutivo y sindicatos al considerar que el aumento de las cotizaciones a trabajadores y empresas no soluciona el problema de la hucha de las pensiones y tendrá un efecto negativo en la creación de empleo.

Si bien, desde el Gobierno de coalición consideran que esto no supondrá una ruptura en las otras negociaciones que continúan abiertas, como la de la reforma laboral, aunque asumen que "no será fácil". "La CEOE no tiene por qué descolgarse del acuerdo. Hemos estado hablando y yo creo que hay elementos para alcanzarlo, aunque hay que ajustar las piezas e intereses", ha señalado el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá.

De hecho, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha dejado claro que la patronal nunca se ha "levantado de la mesa ni se va a levantar". En declaraciones a laSexta, ha manifestado que su "vocación es intentar decir siempre que sí, pero a veces hay que decir que no". "Estamos de acuerdo con lo que plantea Europa, pero nosotros no tenemos ninguna obligación con el pacto de Gobierno", ha apuntado.

La CEOE no tiene por qué descolgarse del acuerdo. Hemos estado hablando y yo creo que hay elementos para alcanzarlo"

José Luis Escrivá

El punto caliente de la mesa de este miércoles se situará en torno a la contratación. En las anteriores se analizaron los aspectos de la temporalidad y la nueva modalidad del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

La propuesta de Trabajo, que en los sindicatos ven con buenos ojos, tiene por objetivo mejorar las condiciones de los empleados de las empresas contratistas y subcontratas. Para ello, establece que el convenio que se aplique sea el correspondiente a la actividad, aunque sea diferente al de la compañía principal. Preguntada por la temporalidad de los contratos, la vicepresidenta Calviño ha asegurado en Al Rojo Vivo que "no hay discrepancia ninguna" porque este elemento genera "precariedad". Ejemplo de ello, ha dicho, puede ser "un joven que tiene contratos por horas o días y no puede emanciparse, formar una familia" o crear un proyecto de vida.

Precisamente, esta reunión estarán presentes representantes de Trabajo, Economía y Seguridad Social, como así pactaron los socios de la coalición: Yolanda Díaz llevaría las riendas de los acuerdos y negociaciones, pero en estas estarían presentes todas las carteras que pudieran verse afectadas por la reforma.

El plazo es hacerlo antes de final de año, pero se está avanzando en distintos bloques y la expectativa es acabar antes"

José Luis Escrivá

El próximo viernes la mesa de diálogo volverá a reunirse para acelerar las negociaciones porque el objetivo es que la reforma esté aprobada cuanto antes para recibir los fondos europeos. "El plazo es hacerlo antes de final de año, pero se está avanzando en distintos bloques y la expectativa es acabar antes", ha dicho el ministro Escrivá en 'Espejo Público'. Por su parte, la vicepresidenta Yolanda Díaz aseguró este martes que los implicados han aligerado sus agendas para centrarse en sacar adelante la nueva normativa laboral.

En este sentido, fuentes de Moncloa aseguran que Bruselas ha pedido a España que haya diálogo y, a ser posible, que el acuerdo cuente con el apoyo de todas las partes. Si bien, no ha puesto como requisito indispensable que la reforma laboral se apruebe con el beneplácito de la patronal y los sindicatos.