La Comunidad de Madrid ha comenzado a repartir entre la ciudadanía mascarillas FFP2/KN95. Desde este lunes y por un tiempo de dos semanas de podrán recoger en la farmacia más próxima. Si bien, los expertos consideran que estos equipos no suponen una buena opción porque no están diseñadas para que las utilice todo el mundo y pueden suponer riesgos.

¿Cuál es su eficacia?

Estas mascarillas cuentan con una eficacia de filtración del 92%. Mientas que la FFP1 tienen un 78% y las FFP3, un 98%. Si bien, según una guía publicada por el Ministerio de Consumo, "si no eres profesional, no estás en contacto con el virus o no tienes actividades de riesgo relacionadas con el COVID-19", estos equipos no son necesarios.

Una opinión que comparten los jefes de servicio y responsables de medicina preventiva de una quincena de hospitales, que han llegado a enviar una carta al Ejecutivo madrileño para pedir que no repartan mascarillas FFP2 para la población general.

Por un lado, solicitan que estas sean enviadas a los centros hospitalarios y ambulatorios, donde son más necesarias. Y, por otro, consideran que no son adecuadas para todas las personas porque "su uso continuado dificulta la respiración, es incómodo y, en determinadas personas, no tolerable".

¿Cuántas veces se pueden usar?

La guía difundida por el Gobierno indica que el número de usos dependerá del fabricante, aunque recomiendan no utilizarlas "durante más de cuatro horas por cuestiones de comodidad e higiene".

Además, independientemente del usos que tenga, si se percibe que está húmeda, sucia o deteriorada convendría sustituirla por otra para evitar posibles riesgos.

Por su parte, la Comunidad de Madrid ha destacado que, en concreto, los equipos de protección individual que están repartiendo a la población "son mascarillas reutilizables y su duración es de 48 horas seguidas por lo que se puede utilizar en distintas ocasiones a lo largo de varios días".

¿Cómo se colocan las mascarillas?

El Ministerio de Consumo, en su guía, expone las siguientes recomendaciones para evitar posibles contagios a la hora de manipular los equipos de protección

  • Lavarse las manos durante 40-60 segundos antes de manipularla
  • Coger la mascarilla solo por las gomas sin tocar el resto
  • Colocarla sobre la nariz y boca, asegurando que no quedan huecos entre la cara
  • Pasar las bandas elásticas por detrás de las orejas para que quede sujeta
  • Volver a lavarse las manos durante 40-60 segundos para eliminar cualquier resto tras colocarla
  • Una vez tenga que ser retirada, se repetirá el proceso a la inversa, así como el lavado de manos