Elvira Otero, una madre lactante de Vilanova de Arousa (Pontevedra) tendrá que presentarse obligatoriamente a una mesa electoral como suplente del presidente, en los comicios de este domingo, a pesar de que presentó un recurso con informes médicos, que la Junta Electoral ha rechazado.

La madre recibió el pasado viernes la notificación para presentarse en la mesa electoral que le corresponde, según han detallado fuentes del Ayuntamiento de Vilanova. Ante la posibilidad de tener que quedarse allí durante toda la jornada electoral si el titular no acude, decidió presentar un recurso con informes médicos en los que figura que está dando el pecho a una niña de 11 meses de edad y que no podía estar separada de ella tantas horas.

El recurso ha sido rechazado por la Junta Electoral "por no acreditar situación referida con documentación objetiva", según se recoge en la notificación recibida por la afectada, a la que obliga a acudir a la mesa electoral o que presente un nuevo recurso por la vía contencioso-administrativa.

Elvira Otero ya ha avanzado que si tiene que permanecer en la mesa electoral se llevará a su niña y le dará pecho allí.

En la instrucción 6/2011 de interpretación del artículo 27.3 de la LOREG, sobre impedimentos y excusas justificadas para los cargos de presidente y vocal de las mesas electorales, la Junta Electoral Central prevé que "la condición de madre, durante el período de lactancia natural o artificial" justifica que una mujer designada miembro de una mesa sea relevada del desempeño del cargo, aunque solo "hasta que el bebé cumpla nueve meses"