Manuela Carmena ha pronunciado un emotivo discurso de despedida en el Ayuntamiento de Madrid tras ser investido José Luis Martínez-Almeida, en el que ha recordado a los concejales que deben "cuidar la democracia": "Algunos me habrán oído decirlo, y me seguirán oyendo decirlo donde esté, quienes sabemos lo que nos costó a este país traer la democracia, fue tanto, fueron esfuerzos, fueron vidas, que no lo podemos olvidar".

"Quizá les extrañe que yo empleo este término, cuidar la democracia. Lo digo porque igual que cuidamos los afectos, tenemos que cuidar a las instituciones, porque son la estructura de paz que permite la vida social. Cuantos más sectores vulnerables, hay más se necesita de democracia", ha señalado.

La exalcaldesa también ha remarcado la importancia de la lucha feminista: "Empleo con gusto el termino de cuidar, porque cuidar es un término femenino y la teoría de los cuidados es una creación del feminismo, y el feminismo es un movimiento que ha significado la mayor revolución del mundo sin que haya habido una gota de violencia".

"Digo esto diciendo claro que el movimiento feminista jamás fue violento, desgraciadamente hay quien no cree en el feminismo, quien no respeta a las mujeres, quien las mata. No puedo olvidar la enorme trascendencia que en estos días llegamos a 1.000 mujeres muertas por violencia de género", ha recordado.

"Cuidar la democracia no es ejercer la representación, es saber que no podemos seguir insultándonos, descalificándolos, empleado manipulaciones de toda índole para llegar al poder", ha zanjado la exalcaldesa.