Los ministros de Energía de la Unión Europea (UE) no han logrado llegar a un acuerdo sobre el límite al precio en las compras de gas por lo que deberán volver a reunirse en una reunión extraordinaria el próximo 13 de diciembre, en vísperas de la cumbre que llevará también a Bruselas a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE del 14 al 16.

Pese a las grandes diferencias que persisten en el punto del tope del gas, los países de la UE sí han alcanzado un acuerdo político sobre dos normativas de solidaridad energética y despliegue de renovables, pero han evitado adoptarlas formalmente hasta que no se avance en la otra discusión.

Los ministros han constatado sus diferencias respecto al techo de 275 euros el megavatio hora planteado por la Comisión Europea. Países como España, Italia, Grecia o Polonia tachan de "broma" esta propuesta, mientras que Alemania y Países Bajos han advertido de los riesgos que plantea para el suministro.

La idea para el consejo extraordinario de diciembre es seguir trabajando en el mecanismo propuesto por la Comisión Europea para limitar las subidas extremas de precios en el mercado gasístico de futuros TTF, para que pueda ponerse en marcha el 1 de enero, como pretende la Comisión.

Así lo ha explicado el ministro de Industria de República Checa, país que ostenta la presidencia de turno, Jozef Síkela, que ha apuntado que "no serán necesarias más negociaciones sobre los reglamentos de compras conjuntas y aceleración de permisos de proyectos renovables, pero "su adopción formal irá de la mano de un acuerdo político" sobre el tope al gas. "No estamos abriendo el champán todavía, pero hemos metido la botella en el frigorífico", ha explicado Síkela, apuntando que no espera que no haya un consenso "porque hay demasiado en juego".

Por su parte, la comisaria europea de Energía, Kadri Simson, ha defendido la propuesta de la Comisión perfilada con el fin de abordar las preocupaciones de Estados miembro con opiniones dispares y garantizar el suministro de gas de cara al invierno, por lo que ha pedido a los ministros tener esto en cuenta a la hora de negociar nuevos parámetros.