"El virus prácticamente, desde el punto de vista clínico, no existe más". Así de contundente se ha mostrado Alberto Zangrillo, responsable de la UCI del hospital San Raffaele de Milán, una de las regiones más afectadas por el coronavirus, en el canal RAI 3 de la televisión pública italiana.

Las palabras del que también fuera médico personal de Silvio Berlusconi han generado polémica en el país vecino en el que ayer se registraron 355 nuevos casos de COVID-19 y 75 fallecidos.

¿Qué dice el estudio?

El doctor aseguró que tales afirmaciones se basan en un estudio realizado por el director del Instituto de Virología de la Universidad San Raffaele, Massimo Clementi, y el profesor de la universidad de Emory de Atlanta, Estados Unidos, Guido Silvestri.

Según las conclusiones del estudio, adelantadas al diario 'Corriere della Sera', "la capacidad de replicación del virus en mayo se ha debilitado enormemente respecto a la que teníamos en marzo". El estudio indicaría que la carga viral es "absolutamente infinitesimal en comparación a los de hace uno o dos meses", en palabras de Zangrillo.

 

El estudio científico analizó 200 muestras de pacientes del hospital de nuestros pacientes, comparando la carga viral. Los resultados indican que la capacidad de replicación del virus se ha debilitado en pacientes de todas las edades, incluidos los mayores de 65 años.

"Podemos decir, con base en los resultados de la investigación y lo que vemos en el hospital, que la manifestación clínica ha cambiado, tal vez también gracias a las condiciones ambientales más favorables. En las últimas semanas han llegado pacientes leves", ha especificado Clementi en unas declaraciones al diario italiano.

Por ello, Zangrillo ha defendido en el programa de televisión que Italia está en condiciones de volver a la normalidad: "Tenemos que volver a un país normal porque existen todas las evidencias de que este país puede desde hoy volver a tener una vida normal".

La respuesta del Ministerio de Salud

Tras la polémica entrevista la reacción del Ministerio de Salud italiano no se ha hecho esperar. La subsecretaria de Salud, Sandra Zampa, ha puntualizado a través de un comunicado que mensajes como el de Zagrillo son confusos: "¿El virus ya no existe? Es un mensaje equivocado que confunde a los italianos", ha criticado, al tiempo que ha señalado que, por el momento, no habría "evidencia científica que respalde la tesis de que el virus ha desaparecido".

Así, ha pedido prudencia a los ciudadanos para que se sigan manteniendo las medidas de seguridad, como mantener la distancia social, evitar aglomeraciones, llevar mascarillas y lavar las manos con frecuencia. También ha defendido que el confinamiento ha sido la única manera de poder controlar y mejorar la evolución de la pandemia.