Alpine prometió mejoras para el Gran Premio de Francia en el suelo del monoplaza, pero el viernes en la escudería francesa no fue positivo. Fernando Alonso fue undécimo, mientras que Esteban Ocon acabó 18º.

"Fue un viernes complicado para nosotros, especialmente por pilotar en estas condiciones extremas de calor en Francia. No estamos completamente satisfechos con el equilibrio del coche hasta ahora y necesitamos echar un vistazo a algunos cambios potenciales esta noche. Confío en que mejoremos las cosas", comentó el asturiano al terminar la primera jornada de libres.

Pat Fry, responsable del apartado técnico en el equipo francés, reconoció que no fue un día fácil por las temperaturas en Paul Ricard: "Las condiciones son extremas, puede que sea el viernes más cálido de la temporada y eso ha traído algunas complicaciones".

El ingeniero británico coincidió con Alonso en que la posición del equipo no es la que estimaban antes de llegar, pero espera un salto en el rendimiento para el sábado. "Las mejoras que hemos traído para esta carrera funcionan como esperábamos. Tenemos una mejora más para introducir en el coche el sábado que debería dar un extra de prestaciones. Los dos pilotos están en la misma situación en cuanto al 'set up' y claramente no estamos donde queremos estar en cuanto a nuestros rivales", admitió Fry.