Lando Norris es uno de los pilotos más especiales de la Fórmula 1. No solo por su talento con el volante, también por su sentido del humor, algo que le hace ser uno de los conductores más queridos de la parrilla de F1.

El británico tuvo un precioso detalle con su ingeniero de carrera, Andrew Jarvis, que vivió su último Gran Premio como integrante de McLaren. Norris le regaló un casco con la cara del ingeniero y el mensaje 'Meee shoes'.

 

Ya en la carrera, Norris acabó en octava posición, un buen broche final a la temporada. En su mensaje de despedida por radio, ambos vivieron un momento muy especial.

"Enhorabuena tío. Sabes que no me van los discursos, pero sólo quiero decirte que eres una leyenda absoluta. No puedo creer el año de 'rookie' que has tenido y el hecho de que haya tenido la oportunidad de compartirlo contigo", le dijo Jarvis a Norris.

 

Norris no tardó en sacar a relucir su sentido del humor. "¿Estás llorando?", se preguntaba mientras no paraba de reír, asegurando que él también estaba llorando. "Desde lo más profundo de mi corazón, quiero darte un 'gracias' gigante por todo lo que has hecho", dijo antes Norris.