La presente temporada en el 'Gran Circo' está siendo la más apasionante del último lustro. La 'guerra' entre Max Verstappen y Lewis Hamilton, la eclosión definitiva de Lando Norris, el gran papel que están haciendo Carlos Sainz y Fernando Alonso en Ferrari y Alpine... y todo en el año previo a la metamorfosis que sufrirá la Fórmula 1 en 2022.

La conocida como 'era híbrida' quedará atrás y se ejecutará un cambio de reglamento que afectará principalmente a la aerodinámica, facilitando los adelantamientos, igualando los monoplazas y premiando la destreza del piloto al volante.

Es por ello que a Fernando Alonso, bicampeón de la categoría, le han preguntado si pilotos experimentados como él o Sebastian Vettel tendrán ventaja sobre el resto el próximo curso.

El asturiano, confiado en 'El Plan' para volver a ganar en 2022, ha asegurado que los veteranos no contarán con ese plus de ventaja: "No creo que haya ninguna diferencia. Sinceramente, creo que dependerá más del rendimiento de nuestros coches y del trabajo en el simulador, del trabajo en las pruebas de invierno".

"Si después de tres o cuatro carreras todos tenemos el máximo del coche y de las regulaciones lo suficiente como para que sea justo, el rendimiento del monoplaza dictará los resultados que obtendrás, como vemos ahora", ha añadido.

"Así que en términos de adaptación, no creo que vaya a haber una gran diferencia. Es simplemente un trabajo duro, o más duro que cualquier otro invierno, porque tendremos que pasar un poco más de tiempo en el simulador y junto con el equipo", ha zanjado.

Alonso regresó este año a la categoría tras un receso de dos años. En principio, el cambio normativo se iba a ejecutar este 2021, pero la pandemia y los estragos económicos provocaron que se pospusiese a la próxima temporada. El objetivo de Fernando está claro: a sus 40 años, quiere volver a ganar... y Alpine hará todo lo posible para que así sea.