Ferrari dio un golpe encima de la mesa en Brasil, aumentando su ventaja sobre McLaren hasta los 31,5 puntos. Esa es la pelea por la tercera plaza del mundial de constructores, en la que Lando Norris se ve favorito.

Sin embargo, Andreas Seidl, jefe de McLaren y por lo tanto su jefe, le ha corregido en unas declaraciones que recoge 'Motorsport': "Está muy claro, en algunos circuitos su coche es mucho más fuerte".

"Se nos han escapado puntos en estos últimos fines de semana. Eso es decepcionante, pero, al mismo tiempo, eso ha pasado por distintos motivos. Debemos trabajar en estas tres carreras que quedan e intentar hacerlo mejor", ha expresado Seidl.

Pide el directivo a los suyos que sean "realistas": "Brasil ha sido la segunda batalla consecutiva por la tercera plaza en el campeonato de constructores, tras México. Claro que podemos perder contra ellos".

"Creo que en las dos últimas carreras no hemos estado al nivel en esta batalla, pero ha sido posible recolectar algunos puntos. Estamos concentrados en la ir a por la tercera posición, pero, como siempre he dicho, tenemos que ser realistas y ver dónde estamos ahora", ha finalizado.

La realidad es que Carlos Sainz y Charles Leclerc tuvieron mucho más ritmo que los McLaren en Brasil. Ahora, con tres carreras para la conclusión, la escudería de Woking parece que empieza a asumir que los italianos están siendo mucho más veloces en este tramo.