Esta mañana se hacía oficial el fichaje del piloto de Fórmula 2, Nicholas Latifi, para Williams en 2020. El canadiense debutará la próxima temporada en Fórmula 1 ocupando el asiento vacío que deja Robert Kubica y tendrá de compañero al campeón de Fórmula 2 en 2018, George Russell.

Era un secreto a voces, de hecho, Latifi se ha estado preparando en varias sesiones de entrenamientos libres con el FW42. Antes de llegar hasta Williams ha pasado por Renault y Force India/Racing Point como piloto de pruebas.

"Estoy muy contento de ser titular en 2020. He disfrutado trabajando con el equipo este año, al apoyarles con el desarrollo del coche y ayudarles en lo que pude tanto en pista como en la fábrica. Estoy emocionado por debutar en el Gran Premio de Australia de 2020", aseguraba Nicholas.

Claire Williams, la jefa del equipo, daba la bienvenida al piloto y señalaba lo siguiente: "En Williams estamos impresionados con lo que ha logrado este año en Fórmula 2, con su compromiso con el equipo y su trabajo entre bastidores", además añadía: "Tenemos ganas de verle en su nuevo puesto mientras luchamos por volver a ser un equipo de mitad de parrilla". Sin embargo, si miramos las cifras de Latifi no vemos que este deseo pueda ser posible. El nuevo piloto de Williams llega a la categoría reina a tras seis años en la Fórmula 2 y esos son sus datos: 98 carreras, 20 podios, 6 victorias y ninguna pole.

Como ya hemos dicho, ocupa la vacante que deja Kubica, quien parece que ya ha decidido su futuro sin decir adiós a la Fórmula 1. El polaco tiene claro lo que quiere hacer, solo faltan algunos detalles. Espera correr en el DTM pero le gustaría combinarlo, aunque aún no hay nada seguro, podría ser piloto probador de Haas y con la posibilidad de pilotar los viernes durante algunos Libres 1.

En Red Bull, Max Verstappen aún tiene mucho en juego en Abu Dhabi ya que está peleando por la tercera posición en el Mundial. Tiene que conseguir mantener esa plaza frente a Charles Leclerc y Sebastian Vettel.

Sin embargo, él ya parece pensar en 2020: "Terminar tercero es mejor que cuarto o quinto, pero estamos aquí para luchar por el título. Queremos luchar por el título, lo vamos a dar todo para ser rivales fuertes el próximo año. Espero que podamos luchar por el título", aseguraba en la rueda de prensa.

En el equipo, de cara a 2021 podría quedar una vacante ya que tiene contrato hasta 2020, pero se ven confiados y creen que pueden mantener a Max un par de años más. "Tras Abu Dabi, vamos a volvernos a sentar juntos y creo que tenemos una buena oportunidad de mantener a Max tras 2020. No es ningún secreto que nos gustaría conservarlo", sostiene Red Bull.

De momento no parecen quedar vacantes para Fernando Alonso, que continuamente sigue haciendo halagos a la Fórmula 1 con el objetivo de recordar que la puerta para volver sigue abierta.

En Mercedes no hay ningún indicio de que quede un asiento para él, Hamilton es ya seis veces campeón del mundo, y Bottas sigue dando victorias y podios que ayudan a conseguir los títulos de constructores.

Donde más dudas puede haber de cara a que quieran al asturiano es en Ferrari, pero tras las declaraciones de Leclerc parece que esa pequeña posibilidad cada vez disminuye más. Hasta ahora, los malos resultados de la escudería, las disimuladas actuaciones de Vettel frente a la sorpresa que dio el joven monegasco consiguiendo poles y podios en su primera temporada con Ferrari, apuntaban a que podía entrar Fernando Alonso sustituyendo al alemán. Esas dudas hoy han desaparecido.

En la rueda de prensa, donde Vettel no ha acudido por el nacimiento de su tercer hijo, Leclerc es el que ha dado la cara tras el incidente de Brasil que dejó a ambos pilotos fuera de carrera. "Probablemente Seb podía haber evitado ir a la izquierda y lo sabe y yo podía haber intentado evitarle mejor, así que compartimos la responsabilidad", asumía el piloto de Ferrari. Además aseguraba que en la escudería "no se ha dicho nada de castigos". Ferrari les ha dado cancha libre para seguir peleando entre ellos pero eso sí, tendrán que ser menos agresivos para evitar que se repitan episodios como el de Brasil.

Esta es la parrilla completa de la Fórmula 1 para la temporada 2020:

  • Mercedes: Lewis Hamilton y Valtteri Bottas.
  • Ferrari: Sebastian Vettel y Charles Leclerc.
  • Red Bull: Max Verstappen y Alex Albon.
  • McLaren: Carlos Sainz y Lando Norris.
  • Toro Rosso: Daniil Kvyat y Pierre Gasly.
  • Renault: Daniel Ricciardo y Esteban Ocon.
  • Alfa Romeo: Kimi Raikkonen y Antonio Giovinazzi.
  • Racing Point: Sergio Perez y Lance Stroll.
  • Haas: Kevin Magnussen y Romain Grosjean.
  • Williams: George Russell y Nicholas Latifi.

Después de esto, vemos que no hay ningún sitio para Fernando Alonso, al menos en 2020, y lo que también tiene claro el español es que sin un coche competitivo, no volverá a la Fórmula 1, o al menos eso ha dicho hasta ahora. ¿Cambiará de opinión si sigue viéndose sin un asiento que ocupar de nuevo?