Carlos Sainz y Lucas Cruz han llegado a la meta del Dakar 2021 con un mal sabor de boca. Los españoles han tenido muchos problemas con la navegación y el roadbook, algo que ya han comentado en varias ocasiones y en lo que han insistido tras llegar terceros a Yeda.

Un total de 200 kilómetros de especial tenían hoy y pese a terminar terceros a una hora de Peterhansel, 'Monsieur Dakar', han logrado llevarse la última victoria consiguiendo así 39 victorias de etapa, la cuarta mejor marca de la historia.

"Contento a medias, contento por el podio, pero no hemos hecho la carrera que nos gustaría, no podemos estar 100% satisfechos. Creo que el roadbook nos costó entenderlo este año, perdimos mucho tiempo en 2-3 ocasiones, más de media hora. Al final el Dakar no lo puedes ganar así", ha asegurado Sainz sobre su papel en este Dakar.

"A nivel de ritmo y velocidad lo hemos tenido toda la carrera, pero nos ha faltado entender mejor el libro de ruta, cómo había que navegar, los cruces… este año era diferente. Al final contento con la velocidad, no por el trabajo que hicimos Lucas y yo", ha querido resaltar el tres veces campeón del rally.

Quien no ha sufrido tanto a sido su compañero de equipo, Peterhansel pudo imponerse desde el principio y supo mantener la ventaja etapa tras etapa logrado así el que es su decimocuarto Dakar y otro triunfo para Mini. "Estoy contento por el equipo y por Stéphane, que por eso se le llama Monsieur Dakar. Ha hecho un rally fantástico y se merece la victoria final de este rally. Es un resultado otra vez con el mismo podio del año pasado, pero al revés", ha confesado Sainz.

El 'Matador' ha logrado así meterse en el podio por quinta vez desde 2006 aunque para él no es suficiente: "El podio siempre es importante, pero no puedo estar 100% feliz, porque teníamos la oportunidad de luchar por la victoria y no hicimos un buen trabajo con la navegación y el roadbook. No lo entendimos y pagamos por ello".

Sainz ya habló muy molesto de la nueva filosofía y organización de este Dakar y ha vuelto a reiterar que no le parece bien la gran dificultad que han puesto en la navegación: "Es muy difícil de interpretar el formato, los cruces, los rumbos… estaba hecho para pillar a los copilotos. Yo lo que creo es que en esta carrera no puede ser que se pierda todo el mundo todos los días, no tiene sentido, es un poco lotería y las marcas apostar a la lotería… para eso en España ya tenemos la lotería de Navidad".

El piloto de Mini termina así una edición más del rally más duro del mundo y deja la puerta abierta para el futuro, donde tendrá que analizar "cuales son las opciones".

Te puede interesar

Luto en el Dakar: muere Pierre Cherpin tras sufrir un fuerte accidente en la Etapa 7

Xavi Blanco, copiloto abandonado en el desierto del Dakar por su piloto: "Mi vida corría peligro..."