Robert Moreno, seleccionador español, reconoció que la desgracia sufrida por Luis Enrique Martínez está "muy reciente", pero que si desea volver a entrenar y se plantease la opción de volver al cargo, él estaría "encantado de dar un paso a un lado".

"Ahora mismo hay una situación muy reciente que tenemos que pensar y no creo que se piense en eso ahora. Pero hay tres ruedas de prensa desde que soy seleccionador que me hubiese gustado no hacer, la de Malta, la de mi presentación y la de hoy", reconoció Robert Moreno en su comparecencia en La Ciudad del Fútbol.

 

"La situación que me apetecía y con la que disfrutaba era la que teníamos antes. A Luis lo considero un amigo y los amigos están por delante de cualquier proyecto que tienes en la vida porque si no se pierde algo que todos tenemos que tener, que es ser persona. Si llegado el momento él decide que tiene ganas de volver a entrenar y quiere contar con nosotros, yo voy a ser el primero y además encantado, de dar un paso a un lado y trabajar con él", añadió.

El triste desenlace con el fallecimiento de la hija de Luis Enrique está afectando en el día a día de la selección española antes de los partidos ante Rumanía e Islas Feroe.

"Ha sido una semana muy complicada", admitió Robert. "Al final nos ha afectado a todos e intentamos llegar a los partidos lo mejor posible. Nos tomamos esta semana de trabajo desde la responsabilidad que supone dar una alegría ínfima dentro de un momento muy malo", añadió.

 

El actual seleccionador que tomó el testigo de Luis Enrique quiso agradecer el trato que desde los medios de comunicación se ha dado a la difícil situación que atravesó durante meses el técnico asturiano y el entorno de la selección.

"De parte del staff quiero volver a agradecer todo el trato que se ha dado con la situación que ha vivido Luis, habéis sido muy respetuosos y es digno de agradecer", sentenció.