Con la reanudación de LaLiga a una semana escasa, el Real Betis ya se encuentra preparando el derbi sevillano que se jugará el próximo jueves en el Sánchez Pizjuán.

Borja Iglesias sorprendió en el entrenamiento verdiblanco al llevar las uñas de las manos pintadas de negro.

En Twitter, un usuario replicó a su foto de manera poco educada: "Qué cojones es esto".

 

'El Panda' no dudó en responder de manera tajante: "Te lo explico yo, que no hay problema. Es una forma de concienciarme y luchar desde mi posición contra el racismo, pero creo que también me viene bien contra la homofobia. Además tengo que admitirte que me gustan".

El delantero del Real Betis está muy concienciado con la lucha contra el racismo y la homofobia. De hecho, este martes, el ariete subió una fotografía en negro en honor del #BlackOutTuesday.