Entre los amantes del fútbol queda y quedará un gran vacío tras el fallecimiento de Michael Robinson a causa de un cáncer terminal. El británico siempre fue sinónimo de positivismo y alegría, lo que queda más que reflejado en esta anécdota que él mismo contó en 'TV3'.

"Me fijaba en las expresiones que usaban en los entrenamientos y Bustingorri (compañero en Osasuna) siempre decía 'hostia put*' cuando fallaba en los entrenamientos. Yo no sabía qué significaba", inició Robinson para contextualizar lo acaecido.

"Cuando me fui a jugar a Murcia con Osasuna, fui por primera vez a una misa católica. Vi al cura con la hostia y le pregunté a Ibáñez (jugador rojillo) qué era eso, y me dijo que la hostia, y yo le dije 'ah, la hostia puta'. Anduve ocho partidos sin marcar ni un solo gol. Zabalza (entrenador de Osasuna) me dijo que habiendo dicho eso no iba a marcar", prosiguió Michael entre las risas de los espectadores y el presentador.

 

Posteriormente, cuando Osasuna jugó frente al Barcelona en la Ciudad Condal, tuvo un curioso episodio con su compatriota Lineker: "En la capilla del Camp Nou vi a Gary Lineker y le pregunté qué hacía ahí, y me dijo que llevaba seis partidos sin marcar y que tenía a toda Cataluña encima, por lo que yo le conté lo que me pasó en Murcia".

"Me dijo que tenía que pedir perdón y eso hice. En el minuto 20 Gary marcó el primer gol y al pasar a mi lado señaló al cielo. En el minuto 35 volvió a marcar y señaló de nuevo. Ya en la segunda mitad marcó Osasuna, gol de Robinson, y al pasar a su lado le dije: ¡Tenías razón!".