Hace poco más de una semana, 'Chico' Flores fue ingresado de urgencia en el Hospital Quirón de A Coruña tras haber dado positivo por coronavirus unos días antes. A su vuelta al hotel, el defensor del Fuenlabrada reconoció haberlo pasado "bastante mal".

Una vez que la expedición del conjunto madrileño abandonó Galicia, el exjugador de Granada o Almería, entre otros, ha querido compartir una carta en redes sociales contando su experiencia.

El central relata que ha sido el segundo confinamiento que pasaba alejado de su familia, además del calvario que ha supuesto para él y el peligro que entraña el virus.

Además, 'Chico' Flores ha querido referirse al 'Caso Fuenlabrada', que tiene en jaque a la Segunda División, afirmando que espera que el entuerto se resuelva a favor de su equipo.

La carta íntegra de 'Chico' Flores:

Tiempos de reflexión

Ya son muchos días encerrado en una habitación, escuchando las gaviotas y el sonido del mar por una pequeña ventana. Sonidos que te hacen pensar y reflexionar, como deportista, como padre, pero sobre todo como persona.

Son ya dos confinamientos separado de mis hijos, momentos impagables que son oro puro y que no vuelven ni volverán. Momentos como las primeras palabras de mi hijo Gael o los primeros andares de mi hija Chloe. Momentos en los que tristemente no he podido estar a su lado para disfrutarlos por culpa de este maldito virus.

Virus que esta vez me ha tocado vivir de cerca y del que la mayoría de la humanidad piensa que no es peligroso después de haber acabado con miles de personas inocentes. Virus que como nos descuidemos y no sigamos las indicaciones sanitarias que nos dan día a día, volverá a actuar sin mirar razas ni edades.

 

Vida solo hay una, es un regalo de dios; un regalo que empezaremos a disfrutar cuando nos demos cuenta de que realmente la riqueza es la familia, las amistades verdaderas, las personas que están para lo bueno y para lo malo, y el tiempo... tiempo que pasa muy deprisa y que malgastamos en momentos y personas que no debemos.

Deportivamente, son momentos complicados. Vinimos con ganas e ilusión a jugar un encuentro que podía ser histórico para nosotros y en el que al final nos vimos envueltos en un problema y doblemente perjudicados. Tanto deportivamente, como en la salud, que es lo prioritario y lo más importante ya que sin ella no somos nadie.

Problema que esperamos, deseamos y confiamos en que se solucione lo antes posible y a favor de nosotros después de demostrar con indicios suficientes nuestra inocencia.

Deportivamente, económicamente, y en la salud, ha sido y sigue siendo un año difícil para el mundo entero. Momentos en que las personas tienen que unirse, dialogar y darse la mano para sacar todo esto adelante.

Gracias a todas las personas que han gastado un momento de su tiempo para enviarnos apoyo y fuerza. Familia, amistades, personas desinteresadas, nuestra afición del CF Fuenlabrada, etc.

Mención especial para los sanitarios que me cuidaron y que cuidan a miles de enfermos en el hospital. Ellos sí que son verdaderos héroes y son los que realmente luchan día a día contra esta maldita pandemia.

Por último, dar las gracias enormemente al hotel NH Collection A Coruña Finisterre y a todo su personal por estar siempre atendidos de la mejor manera posible. Son personas, tienen familias y aún así han tenido que tratar con enfermos por COVID-19 con la mejor cara y predisposición para que no nos faltara de nada y nuestros días fueran más amenos.

Soy de los que pienso y digo que de las experiencias negativas se aprende mucho más que de las positivas. Atrás dejamos estos días para el olvido, volviendo a Madrid, pensando en un futuro bonito. Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes.

Chico Flores.