El jugador de los Miami Heat Meyers Leonard ha sido apartado del equipo tras ser protagonista de un problema extradeportivo. El jugador de Miami pronunció un insulto antisemita cuando estaba retransmitiendo una partida del 'Call of Duty' en su canal de Twicht.

Puto cobarde! ¡No me dispares, jodido 'kike'!", decía Leonard mientras jugaba al videojuego. La palabra 'kike' es un término despectivo utilizado para insultar a los judíos.

El vídeo, que ya se ha hecho viral, ha llegado a manos de hasta la propia NBA. Miami ha decidido suspender de manera indefinida al jugador de Virginia por el grave insulto a la comunidad judía. La franquicia, junto con la NBA, está investigando lo sucedido.

 

"Nos acabamos de enterar del vídeo y estamos en el proceso de recopilar más información. La NBA condena inequívocamente cualquier forma de discurso de odio", publicó el portavoz de la competición, Mike Bass. "Las palabras utilizadas por Meyers Leonard estuvieron mal y no le toleraremos un lenguaje de odio a nadie que esté asociado con nuestra franquicia", comunicó Miami.

El jugador se ha disculpado

Ante la polémica causada por utilizar ese término despectivo hacia los judíos, el jugador ha pedido disculpas a través de un comunicado en sus redes sociales.

"Pido perdón por los comentarios antisemitas proferidos en el directo. Pese a que no conocía lo que significaba la palabra en ese momento, mi ignorancia sobre su historia y lo ofensiva que es para la comunidad judía no es en ningún caso una excusa. Lo he hecho mal. Ahora ya estoy más concienciado sobre lo que es y estoy dispuesto a reunirme con gente que me ayude con este tipo de discursos para que los podamos combatir mejor. Soy consciente de mi error y creo que no es una buena representación de lo que soy", expresa en su cuenta de Instagram.